Embajadores de Dios: Consejos para los Predicadores

June 21, 2017

 

Si un centenar de pastores se pusieran de acuerdo para dar  consejo a otros que desean ser ministros, valdría la pena considerar la sabiduría de estos consejos.

 

Esto fue precisamente lo que sucedió en la asamblea de Westminster cuando redactaron en su directorio de culto, un sub-directorio sobre la predicación, en este,  explicaron lo que se espera de una persona que anhela servir al Señor en el ministerio de la predicación, en resumen, se espera que sea: un erudito, un adorador, un orador, un apologista, un pastor y un siervo.

 

1. Un erudito 
 

Antes de que un hombre aspire entrar en el púlpito, el predicador esta llamado  a ser un erudito. En el directorio para la ordenación de pastores, la asamblea explicó: "de acuerdo con las reglas de ordenación, un ministro debe, en alguna buena medida estar preparado para un servicio tan dispendioso. El debe tener conocimiento de todo el cuerpo de doctrina, pero sobre todo de las Sagradas escritura; debe ser capaz de comprender y resumir la escritura, debe analizar y dividir el texto para asegurarse de las verdades y doctrinas que están contenidas en él.  Sin embrago debe ser un erudito capaz de enseñar la profundidad del texto en términos claros, para el beneficio de los demás y no solo para si mismo o para sus compañeros"

 

2. Un adorador

 

En los párrafos que enfatizan claramente las habilidades académicas de un predicador, la asamblea enfatizó que él predicador es ante todo un Adorador. De hecho, después de haber enfatizado en un párrafo que un predicador debe ser un estudiante de la verdad y un experto en la Biblia, el directorio  afirma que el predicador debe tener sus sentidos ejercitados muy por encima de la gente común, confiando en la iluminación del Espíritu de Dios para su propia edificación, leyendo, estudiando la palabra y buscando a Dios por medio de la oración y de un servicio humilde. El predicador debe estar