• Andrés Espinoza

El Sensus Plenior


Una de las metas de la hermenéutica bíblica es determinar por medio de una cuidadosa exégesis el sentido original de un texto, descubrir lo que autor quería comunicar, el significado que sus palabras querían transmitir a su audiencia original y es solo a partir de este descubrimiento que un interprete puede derivar aplicaciones útiles para el tiempo actual.


En el ejercicio de descubrir la intención original del autor bíblico, un interprete debe lidiar con el echo de que la escritura tiene dos autores, uno Divino y uno humano, a partir de esta realidad han surgido preguntas importantes como las que Herry Vikler cita en su libro de Hermenéutica: "¿Qué significado tenía en mente el autor humano?" "¿Qué significado quiso dar el autor divino?" "¿El significado que procuró dar el autor divino excedía al del autor humano?".[1]


En respuesta a estas preguntas han surgido dos escuelas de pensamiento, una sostiene que aunque la biblia es el producto de la agencia Divina y Humana, ambos trabajaron juntos para producir un texto inspirado que solo puede tener un sentido o significado; La otra escuela de pensamiento cree que la naturaleza de la doble autoría de la biblia, dio como resultado un texto inspirado que tiene dos sentidos, uno literal que al autor humano capto cuando escribió y un sentido mas pleno o “Sensus Plenior” que el autor Divino tenía en mente y que el autor humano no podo captar cuando escribió, de manera que el intérprete debe descubrir ambos sentidos. En el presente trabajo explicare con mas detalle los argumentos de esta última escuela de pensamiento, luego trataré de mostrar como su principio interpretativo puede afectar la interpretación de un texto en particular (Tito 3:4-11) y terminare con algunos argumentos para rechazar este principio hermenéutico.



¿Que es el Sensus Plenior?


El Sensus Plenior nació en el seno de la Iglesia Católica Romana la cual se ha caracterizado por encontrar en la biblia múltiples sentidos, ellos aducen que por cuanto la biblia fue escrita por hombres se debe usar un sentido literal para interpretarla, pero además por ser de inspiración divina todo lector con la ayuda del Espíritu Santo y del Magisterio debe descubrir un sentido espiritual que se oculta bajo la palabra escrita, el Sensus Plenior es para ellos uno de esos sentidos espirituales[2]. El término como tal fue usado por primera vez en 1927 por el sacerdote André Fernández[3]quien escribiendo sobre la interpretación de las profecías del A.T. argumentó que estas aunque tuvieron un significado literal en el momento en que fueron pronunciadas, también tenían un Sentido más Pleno o Sensus Plenior para aquellos que creyeron que estas se cumplieron en Jesucristo, según él, el profeta pudo no haber sido consciente de este significado mas pleno a causa de que era un instrumento deficiente y limitado que no conocía todo lo que tenía en mente el Espíritu de Dios al dar la profecía.[4].


Luego de que este principio de interpretación fue definido por Fernández, fue progresivamente tomando forma con argumentos y matices que están expuestos en el libro del Sacerdote Raymond Brown “The History And Development Of The Theory Of A Sensus Plenior.”. Este principio también ha sido abrazado con otros matices, por un sin numero de teólogos evangélicos. Tanto católicos como protestantes, han limitado el uso de este principio a la misma biblia para no correr el riesgo de terminan en un error interpretativo, es decir que para que el interprete pueda descubrir el sentido mas pleno debe acudir a textos expresos de la biblia, esto se le ha llamado entre los evangélicos “Sensus Plenior Canónico”.


Para una mejor compresión de esto cito las palabras dos exponentes católicos de este principio:


“Dios es el autor principal de las Escrituras atendiendo al desarrollo futuro de la revelación, puede guiar de tal modo al autor humano que éste exprese con sus palabras una verdad cuyo sentido pleno no es alcanzado por él mismo, sino que sólo podrá llegar a ser totalmente entendido a la luz de posteriores textos inspirados a la luz de su cumplimiento en el Nuevo testamento, o mediante una posterior revelación expresa. En este caso el autor humano es ciertamente un instrumentum Deipero instrumentum deficiens. A este texto así fijado se le llama hoy “sentido pleno” de un texto”[5].


“Se define como un sentido profundo del texto, querido por Dios, pero no claramente expresado por el autor humano. Se descubre la existencia de este sentido bíblico, cuando se lo estudia a la luz de otros textos bíblicos que lo utilizan, o en su relación con el desarrollo interno de la revelación”[6].

Y cito también las palabras de dos escritores evangélicos:


“Estar consciente del sensus plenior es reconocer la posibilidad de que un pasaje del Antiguo Testamento tenga un sentido más amplio del que el autor original tenía en mente, y más del que puede obtenerse por la estricta exégesis gramático-histórica. Tal es la naturaleza de la inspiración divina, que los autores del texto bíblico muchas veces no estuvieron conscientes del sentido más pleno ni de la aplicación final de lo que escribieron. Ese sentido más pleno del Antiguo Testamento puede verse sólo en retrospectiva y a la luz del cumplimiento del Nuevo Testamento”[7]


“Canonical sensus plenior constituye el significado más pleno que Dios pretende, determinado mediante la comprensión del significado del texto a la luz del contexto canónico cristocéntrico de las Escrituras. Tal significado más completo no habría sido evidente para el autor humano original, pero representa el verdadero significado del texto… Así como la redención misma tiene una historia progresiva, también los textos más antiguos en el canon experimentaron una percepción progresiva correlativa de significado a medida que se volvieron parte de una creciente literatura canónica”[8].

Estos son algunos de los textos biblicos se que citan para defender el argumento de este principio:


  • 1 Pedro 1:10-12 interpretan aquí, que los profetas del Antiguo Testamento hablaron cosas para nosotros que ellos mismos no entendieron.

  • Daniel 12:8, dicen que aquí Daniel no entendió el significado de las visiones proféticas que recibió.

  • Mateo 2:15 y su cita de Oseas 11: 1 según ellos en su contexto original se refería retrospectivamente al Éxodo de Egipto, mientras que Mateo lo entiende como hablando del regreso Jesús y su familia de Egipto.

  • Según algunos autores, cuando Jesús dice: "Mi alma está angustiada, hasta la muerte" en Marcos 14:34 él hizo referencia a los Salmos 42 y 43, pero esto no significó que Jesús estuviera necesariamente viendo esos salmos como prefigurando sus propios sufrimientos y muerte[9].


La pregunta de fondo con la que creo que han lidiado los exponentes de este principio ha sido: ¿Jesús y Los escritores inspirados del Nuevo Testamento, cuando usan la tipología o explican textos del Antiguo Testamento se apegaron a su sentido literal, Gramatical e histórico, o distorsionaron ellos el sentido original de los escritos haciendo eisegesis[10]? Su respuesta ha sido que Jesús y los escritores del Nuevo testamento si introdujeron sus ideas subjetivas al texto del Antiguo testamento y su argumento para no llamar a esto subjetividad, es que ellos lo hicieron siendo Inspirados por Dios.

El teólogo Pete Enns llego a la conclusión lógica de este pensamiento al afirmar que “la interpretación gramatical-histórica es una criatura de la modernidad, ya que los escritores del Nuevo Testamento algunas veces interpretaron textos del Antiguo Testamento de maneras que probablemente no se les habrían ocurrido a los profetas del Antiguo testamento”[11]. Según él, Jesús no se adhería a lo que “dice la Biblia”, sino que la leía con un toque creativo que tenía poca o ninguna conexión con lo que el escritor bíblico realmente quería decir. Enns cita el ejemplo de Éxodo 3:6 citado por Jesús en Lucas 20 cuando está debatiendo con los Saduceos sobre la resurrección, según él Jesús saca una enseñanza sobre la resurrección que Éxodo no enseña al aplicar el principio Histórico - Gramatical.


El escritor Dan McCarthey con un tono mas equilibrado y erudito sostiene la misma lógica cuando afirma en su block que al usar el método gramatical-histórico "puro" en el estudio del Antiguo Testamento no podríamos conocer el evangelio, solo podemos ver indicios de este, principios sobre la naturaleza de Dios y del hombre que están implicados en él, y algunas expectativas proféticas que apuntan al mismo, pero realmente no podemos ver el evangelio hasta que uno llega al Nuevo Testamento (cita: Hebreos 11: 39-40). De hecho, asegura él, somos capaces de ver cómo es el Antiguo Testamento en su conjunto, avanzando hacia el evangelio. Para este autor, los apóstoles consideraban que el Antiguo Testamento contenía algo que estaba oculto y que solo después de Cristo se revela.[12]En conclusión, la pregunta planteada por los proponentes del Sensus Plenior a nosotros es: Ya que la escritura tiene una doble autoría y existe un gran abismo entre el creador y la criatura, ¿por qué es imposible o poco probable que Dios pretendiera niveles de significado que eran desconocidos para el autor humano original?



Un Ejemplo de Como Afectaría el Sensus Plenior la Interpretación de un pasaje (Tito 3:4-11)


Si me colocara estos lentes hermenéuticos para interpretar Tito, diría que en el Versículo 4 cuando Pablo cito la palabra manifestación, esta palabra tiene el mismo sentido de Marcos 4:22, es decir que había algo que estaba oculto y que ahora, a la luz del nuevo testamento, se manifestó. Esto que estaba oculto era la bondad y el amor de Dios para con los hombres. En el A.T. Dios se había revelado como un Dios justo como dice Pablo citando la ley de Moisés “Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas.” (Romanos 10.5, RVR60). Pero ahora en el N.T. hay una sorpresa, algo inesperado para el Israel del Nuevo testamento y que se manifesta en la encarnación, vida, muerte y resurección de Cristo, esto es la bondad de Dios. Como dice Ignacio de Alejandría: “la revelación rompe el eterno silencio y halla su cumplimiento en Cristo”[13]Aquella salvación que Dios tenía en mente cuando sacó a Israel de Egipto que estaba tipificada en la pascua, ahora es manifestada en Cristo, Pablo lleva a Tito a considerar como algo que estaba oculto, ahora es manifestado en su sentido mas pleno en Jesucristo.


Por su puesto, esto no es lo que enseña Pablo aquí. La palabra manifestar tiene el sentido de algo que apareció en el tiempo y no necesariamente algo que había estado escondido. En el mismo contexto Pablo afirma que esto ocurrió conforme a la esperanza de vida eterna (Versículo 7), es decir que los creyentes del Antiguo testamento, estaban esperando esta manifestación de la bondad y el amor de Dios en el mesías, por cuanto claramente Dios lo había prometido desde Génesis 3.15.



¿Porque Rechazar Este Principio?


Este principio rechaza la hermenéutica Histórico-Gramatical usada por Jesús y los Apóstoles y pone a la escritura del Antiguo testamento en términos de un libro oscuro al que hay que descifrar. Si Dios no fue claro al dar su palabra ¿Cómo Jesús podría acusar de apostasía a los que no entendieron su sentido literal? Esto fue lo que paso en el Nuevo testamento, los líderes de Israel como Nicodemo (Juan 3) según Jesús, deberían haber entendido por medio de una lectura literal de la escritura, la necesidad de nacer de Nuevo y la necesidad de esperar a uno que siendo levantado hiciera expiación por el pecado de Israel. Según Jesús, los discípulos de Emaús, por medio de una lectura literal de la escritura debieron haber captado la intención de los autores bíblicos en sus narrativas, debieron anticipar al mesías, sus sufrimientos y su resurrección. El Espíritu Santo trabajo junto con los autores humanos para producir un texto con un único sentido claro para el lector juicioso que quiera entender usando las reglas simples de la hermenéutica.


Dascal afirma: “hay comunicación propiamente dicha solamente cuando lo que causa en el oyente el efecto deseado por el hablante es el reconocimiento de la intención comunicativa del hablante”[14]

Pablo afirma: “Pero la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo? (esto es, para traer abajo a Cristo); o, ¿quién descenderá al abismo? (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos). Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos…” (Romanos 10.6–8, RVR60)


Así que, lejos de se ser un libro oscuro, la Bibla es clara y tiene que serlo ya que es en ultima instancia un libro pactual que siempre ha revelado en terminos claros la relación que Dios tiene con el hombre, de no ser clara Dios sería injusto en condenar a los quebrantadores de su pacto. Por tanto con un acercamiento distinto a la escritura se estaría acusando a Dios de injusto, de oscuro y pretencioso, cuando en lugar de esto, nuestro Dios es Luz, justo y verdadero. Por estas razones creo que el Sensus Plenior es un principio hermeneutico insostenible.


“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida.” (Juan 5.39–40, RVR60)

Soli Deo Gloria


Bibliografía


[1]Viker, Henry A. Hermenéutica: Principios y Procedimientos de Interpretación Bíblica. (Miami: Vida, 1994), 22

[2]P. Rivero Antonio. “Interpretación de la Biblia”. Visitado el 30 de Agosto, 2018, http://es.catholic.net/op/articulos/7775/cat/399/6a-sesion-interpretacion-de-la-biblia.html#modal

[3]Charles E. O'Neill; Joaquín María Domínguez. Diccionario histórico de la Compañía de Jesús. (Madrid: Costa Rossetti Industrias, 2000). 1404

[4]Brown, Raymond E. “The History And Development Of The Theory Of A Sensus Plenior.” The Catholic Biblical Quarterly, vol. 15, no. 2, (1953): 141–162. Visitado el 28 de Agosto de 2018, www.jstor.org/stable/43724016.

[5]A. Bea, Biblische Hermeneutik: LThK II (1958), 437

[6]Molano Cortés, Hector Henan. “¿Es el Sensus Plenior una Interpretación Valida?”, Recursos Teológicos(Medellin 2003). Visitado el 28 de Agosto de 2018, https://www.recursosteologicos.org/Documents/sensus_plenior_trabajo.htm

[7]Donald A. Hagner, "The üld Testament in the New Testamenl", en lnterpreting The Word of Gad. ed. Samuel J. Schultz y Morris lnch (Chicago: Moody, 1976), p. 92.

[8]Prince, David. The Importance of Canonical Sensus Plenior for Expository Preaching. Visitado el 28 de Agosto de 2018, http://www.davidprince.com/2014/09/25/importance-canonical-sensus-plenior-expository-preaching/

[9]Moo, Douglas. “The problem of sensus plenior”. Chapter 5 of Hermeneutics, Authority, Canon, edited by D.A. Carson and J.D. Woodbridge (Grand Rapids: Zondervan, 1986), Visitado el 28 de Agosto de 2018, http://www.walkingwithgiants.net/bible/interpretation/the-sensus-plenior-of-scripture/

[10]La eisegesis es el proceso de interpretar un texto de tal manera que el lector introduce sus ideas generalmente de manera subjetiva.

[11]Enns, Pete. “3 Ways Jesus Read the Bible That Evangelicals Are Told Not to Do” (Nov 30, 2014).Visitado el 28 de Agosto de 2018,http://www.huffingtonpost.com/pete-enns/3-ways-jesus-read-the-bib_b_5902534.html

[12]McCartney, Dan. Should we employ the hermeneutics of the New Testament writers?. Visitado 30 de Agosto 2018 http://www.bible-researcher.com/mccartney1.html

[13]Gerhard Kittel, Gerhard Friedrich, y Geoffrey W. Bromiley, Compendio del diccionario teológico del Nuevo Testamento (Grand Rapids, MI: Libros Desafío, 2002), 1230.

[14]DASCAL, Marcelo. ed. Filosofía del Lenguaje II. Pragmática. (Madrid: Trotta, 1999), 40.

738 vistas6 comentarios

VISÍTANOS:

 

Domingo 9-12 AM

 

​​Av. Boyacá #99-14

Tel. 3112134704

Bogota D.C. - Colómbia

Síguenos 

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • SoundCloud Clean Grey

© Diseñado por Andrés Espinoza