Del Edén al Calvario “Un Recuento Histórico del Antiguo Testamento”

La biblia como su nombre lo indica, es una colección de Libros, dicha colección esta agrupada por temas en nuestras traducciones modernas así:

  • Libro de la ley o Pentateuco

  • Libros históricos

  • Libros poéticos

  • Libros Proféticos

Cuando un lector se aventura a recorrer de pasta a pasta esta colección de libros,  se encuentra con una dificultad, y es que al llegar a los libros históricos y proféticos se pierde por completo la secuencia de relatos en orden cronológico, no sabe a qué tiempo corresponde tal o cual profeta y se hace difícil el estudio, por cuanto no se tiene claro el contexto histórico.Mi  propósito al escribir este artículo es facilitar el estudio de las escrituras para el lector corriente, mediante una narración histórica y secuencial de ellas. Este trabajo no pretende ser un estudio de teología profunda con todos sus detalles, sino más bien una sinopsis de toda la historia del Pueblo de Dios desde el Edén hasta el Calvario.



Introducción

La sinopsis de la historia del pueblo de Dios en el A.T. la dividiré en 8 periodos de tiempo así: Periodo Antediluviano, Periodo Patriarcal, Periodo del Éxodo, Periodo de Conquista, Periodo de los Jueces, Periodo de los Reyes y Profetas, Periodo del Exilio y Regreso, Periodo Intertestamentario. 

Al leer esta Sinopsis el lector puede tener una idea de cuáles fueron los acontecimientos principales y así lograr un panorama global de la historia. El presente relato histórico de las escrituras está basado en la vida de los personajes bíblicos, en la medida que narre algunas particularidades de cada personaje iré señalando la fecha aproximada en que vivió, su contexto histórico y los libros bíblicos donde es citado.

Las fechas de cada relato son aproximadas. Los relatos históricos están parafraseados del libro: Bosquejo de historia de la Israel de González, Jorge A. (9–13). Decatur, GA: Asociación para la Educación Teológica Hispana.

Periodo Antediluviano 

En Génesis tenemos el primer registro histórico de la humanidad La Historia humana inicia aproximadamente en el año 4.000 A.C. esta fecha se calcula según el registro de las edades de los hombres que Moisés puso en el libro del Génesis. 

Aunque según los teólogos modernos la fecha de la creación no se puede calcular, porque según ellos las genealogías no son exhaustivas y los días de la creación eran posiblemente eras, pero desde mi punto de vista prefiero creer lo contrario y unirme al punto de vista histórico de nuestra confesión de fe, es decir, que las genealogías si son exhaustivas y que el génesis es un libro histórico. Por lo tanto Dios creó al mundo en seis días literales y creo firmemente que la cronología de Génesis 1 a Génesis 11 es exhaustiva y por lo tanto útil para darnos una fecha estimada de la creación de la tierra.  Cito en Rojo algunas palabras del pastor Robert Gonzales respecto a las genealogías del Génesis: 

“La Biblia también nos da cierta información cronológica que nos permite tener una idea del tiempo de la raza humana. Por medio de las cronologías, se puede calcular el tiempo aproximado de la creación del hombre. La cronología Bíblica se basa en los siguientes pasos: Según 1 Reyes 6:1 el templo de Salomón fue construido 480 años después del Éxodo, mientras que la deportación de Israel a Babilonia tuvo lugar 406 años después de la construcción del templo, es decir, 886 años después del Éxodo. Desde la entrada de Jacob a Egipto hasta el Éxodo pasaron 430 años. Desde Abraham hasta que Jacob entro a Egipto pasaron 290 años. Desde el diluvio a Abraham concurrieron 292 años. Finalmente, desde la creación al diluvio concurrieron 1656 años. 

1. Las cronologías de Génesis 5 y 11 son cronológicas en carácter. Las genealogías de Génesis 5 y 11 son muy diferentes que las demás, pues incluyen la edad el padre cuando tuvo al hijo y el total que años que vivió. ¿Por qué el autor de Génesis incluiría el total exacto de años de cada persona? El propósito de las genealogías también es cronológico.

2. No hay evidencia de omisiones intencionales en las cronologías de Génesis 5 y 11.

  • Cuando comparamos estas genealogías con otras de las Escrituras encontraremos una sola omisión (Cainan, el hijo de Arfaxad), mencionado en Lucas. Este personaje no es mencionado en Génesis 11:12. Pero cuando consideramos en texto en la Septuaginta, el nombre si esta incluido. Aparentemente, Lucas se guió de la Septuaginta o si no, por lo menos del texto hebreo de donde salio la Septuaginta. Esta es la única omisión y al parecer es un error de escriba.

  • Además, las genealogías esta uniendo padre con hijo, no al padre con sus descendientes. La construcción hebrea favorece una relación padre-hijo. La palabra que traducimos como “engendró” representa que el acto de engendrar ocurre en el momento mencionado. Cuando la genealogía dice X engendra a Y, la implicación de la construcción hebrea es que Y es engendrado por X. Otro argumento es que la genealogía agrega que la persona engendro hijos e hijas.

  • Génesis nos dice que Adán engendro a Set cuando tenía 130 años.

  • Si vamos al final de la genealogía, vemos que Lamec engendro un hijo y lo llamo Noé. Noé fue un hijo directo, el cual fue nombrado por su propio padre.

  • Según Judas, Enoc fue el séptimo desde Adán. Cuando contamos los nombres en Génesis 5, Enoc es exactamente el séptimo.

3. Mientras las variantes textuales genuinas no nos permiten un cálculo preciso, estas no descartan la posibilidad de un estimado muy aproximado.” Siguiendo el texto Masorético como lo tenemos en nuestra Biblia, en Génesis 5 podemos discernir lo siguiente:



​Leopoldo en su comentario al Génesis concluye lo siguiente: 


“De manera que:​(1) Si el diluvio ocurrió el año de la muerte de Matusalén: 1656(2) Si del diluvio a Abraham hay 292 años, y es el año: 1948(3) Si de Abraham hasta que Jacob entró a Egipto fueron 290 años, y es el año: 2238(4) Si desde la entrada de Jacob a Egipto hasta el Éxodo fueron 430 años, y es el año: 2668(5) Si desde el Éxodo hasta la construcción del templo de Salomón fueron 480 años, y es el año 3148(6) Si la Deportación a Babilonia fue 406 años después de la construcción del templo, y es el año 3554(7) Si la Deportación Final a Babilonia ocurrió en el año 587 a.C.215 y si el año desde la fundación del mundo 3554 corresponde a 587 a.C. entonces: la fundación del mundo es en 4141 a.C. Ussher prefirió 4004 a.C. Una diferencia de menos de 140 años es nada comparada con los miles, diez miles, cien miles o millones de años que algunos están dispuestos a especular con tal de no caer del favor de la ciencia humanista e incrédula. No hay razón para dudar lo correcto de la cronología dada por el texto hebreo masoreta. Este es y tiene la intención de ser una cronología completa, completa en el sentido de marcar el lapso actual del tiempo que describe. Ninguna otra nación tiene algo que se le compare. Aun así, extrañamente, la única cronología confiable que tenemos, que actualmente propone ser una adecuada cronología que data hasta la Creación, es continuamente cuestionada, corregida, enmendada y condenada a favor de documentos falibles que son históricamente pobremente establecidos y marcados con muchas lagunas. La afirmación de que la Escritura no da una cronología completa y segura para todo el período del Antiguo Testamento que lo cubre es totalmente incorrecta. A la menor objeción los hombres están listos para abandonar como inadecuada la única cronología adecuada que la humanidad posee.”

Estoy de acuerdo con el pastor Robert Gonzales en sus apreciaciones, así que para efectos de practicidad y teniendo en cuenta la corta diferencia de tiempo éntrelas fechas de Ussher y otros historiadores ortodoxos, usare la primera cronología para el resto de mi trabajo.

Adán fue puesto por Dios en un Jardín que quedaba en Edén, para gobernar la tierra y sojuzgarla  transgredido el pacto de obras, recibió en Génesis la promesa de un salvador que vendría de la simiente de la mujer y que heriría a la simiente de satanás.  Como nos interesa solo la Historia del Pueblo de Dios, cabe notar que luego de la caída los descendientes de Set comenzaron a invocar el nombre de Jehová (Génesis 4.26). De la familia de Set tenemos el registro de Enoc un hombre que camino con Dios y fue traspuesto, lo mismo que Noé quien hallo gracia a los ojos de Dios y fue mandado a construir un Arca para salvarse él junto con su familia del terrible juicio de Dios que vendría sobre la tierra en el año 1349 A.C.

En el año 2348 D.C bajan las aguas y Dios hace pacto con Noé, en el capítulo 9 de génesis tenemos que Dios promete estabilidad en la tierra y nunca enviará un diluvio como en los días de Noé para destruir la tierra, como señal de esta e pacto Dios pone un arco iris.

De los tres hijos de Noé, nos interesa destacar que la historia del pueblo de Dios sigue con la descendencia de Sem. Luego que en génesis 11 Dios confunde las lenguas por la rebelión de los hombres contra Dios, la familia de Sem termina habitando en Ur de los caldeos al sur de Mesopotamia.  

Periodo patriarcal 

La historia de los Patriarcas comienza en Ur de los Caldeos al sur de Mesopotamia, Luego se trasladan a Harán, descienden a Canaán y terminan establecidos en Egipto. En este Bosquejo seguiré la estructura de los capítulos 12 al 50 de Génesis.

Abraham 2166 A.C. (Ge. 11:27–25:10). Es hijo de Taré quien vivio cerca del 2236 A.C. se mudó de Ur de los caldeos a Harán, desde este lugar Abraham recibe el llamado de Dios aproximadamente en el año de 2216 a.c. para salir de su tierra y establecerse en Canaán. El obedece el llamamiento de Dios y sale junto con su esposa Sara y su sobrino Lot. Poco después Abram y Lot se separaran y Lot va a la tierra de Sodoma, aquí fue secuestrado y liberado por Abraham, del botín que se recuperó Melquisedec un sacerdote de Salem recibió el diezmo de Abram (Este Melquisedec es puesto por el autor de hebreos como tipo del sacerdocio de Jesús),  luego de esto Abram recibe la promesa de un hijo y de una tierra en Génesis 15.

Sara se apresura en esperar las promesas de Dios y da a su sierva Agar a su esposo por mujer, de esta relación nació Ismael en Génesis 16. Dios establece el pacto con Abraham y le da la circuncisión como señal, como Sara le paso la costumbre de las mujeres y no podría engendrar hijos la promesa de Dios solo puede ser cumplida de manera sobrenatural (Isaac nace por la voluntad de Dios según su promesa, mientras que Ismael nace de una esclava por la voluntad de Abraham, esto es tomado como una alegoría en Gálatas 4 para referirse a los hijos de Dios que viven por la fe y los hijos de la ley).  Luego sucede la destrucción de Sodoma y Gomorra y el encuentro entre Abraham y Abimelec. Dios luego cumple su promesa y Sara da a luz a Isaac. Agar es expulsada de la casa de Abraham. Dios pide luego a Abraham que sacrifique a Isaac y en el momento de hacer el sacrificio Dios le provee un cordero y es reafirmado el pacto en Génesis 22. Cuando murió Sara Abraham compró la cueva de Macpela. Además de Agar, Abraham tuvo otra concubina, Cetura, de la cual tuvo otros seis hijos, pero Isaac fue su único heredero. Abraham luego muere y es sepultado. Isaac 2066 A.C. (Ge 17:19–35:29). Isaac se casó con Rebeca, la hija de su primo Betuel y hermana de Labán. Isaac pretendió que su esposa Rebeca era su hermana y engañó a Abimelec, rey de Gerar. 

Isaac y Rebeca tuvieron dos mellizos: Esaú y Jacob. Esaú vendió su primogenitura a su hermano Jacob en Génesis 25. Esaú tomó por esposas a dos mujeres heteas. Rebeca e Isaac enviaron a Jacob a buscar esposa dentro de su propia familia. Esaú tomó como esposa a Mahalat, la hija de Ismael. Isaac vivió 180 años y murió en Hebrón. Fue sepultado en la cueva de Macpela que Abraham había comprado. Jacob 2006 A.C. y sus hijos (Ge 25:19–50:14) Jacob tiene un encuentro con Dios en Bet-el. Se encuentra con su tío Labán y sus dos hijas Raquel y Lea y se casa con sus dos primas. Además adquirió como concubinas las siervas de sus esposas, Zilpa y Bilha. Fueron sus hijos: 

  • Con Lea: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón y su hija Dina; 

  • Con Bilha: Dan y Neftalí; 

  • Con Zilpa: Gad y Aser; y 

  • Con Raquel: José y Benjamín.

Las relaciones entre Jacob y su suegro Labán estaban llenas de mutuos engaños. Jacob huyó de Labán en Génesis 31. Antes de partir Rebeca se robó los ídolos de su padre. Labán y Jacob establecieron un pacto. En Génesis 32 Jacob teme reencontrarse con su hermano y tiene un encuentro con Dios en Peniel, Dios le bendice, le deja cojo de su muslo y cambia su nombre por Israel “el que lucha con Dios y Vence” Génesis 32. Jacob se reconcilia con Esaú.

Al llegar a Canaán Dina, la hija de Lea, fue violada Génesis 34, Simeón y Leví se vengan de su hermana y esto trae enemistad entre Israel y los Cananeos y Fereseos.  Jacob regresa a Bet-el y recibe la bendición de Dios. Raquel dio a luz a Benjamín pero murió del parto y fue sepultada en Belén. Las escrituras narran una serie de pecados escandalosos entre los hijos de Jacob, Rubén durmió con Bilha, la concubina de su padre, Judá tuvo relación sexual con su nuera Tamar, José el hijo menor es vendido por sus hermanos y entregado como esclavo y llevado a Egipto. Luego Jacob y su familia se asentaron en Egipto y cuando murió fue sepultado en la cueva de Macpela, en Hebrón. José 1913 A.C. (Ge 37:22–50:26). Raquel concibió y dio a luz a su hijo José el hijo favorito de Jacob. José tuvo un par de sueños que hicieron que sus hermanos lo odiasen y por ello lo vendieron como esclavo a Potifar. El faraón tuvo un par de sueños enigmáticos que José interpretó. Agradecido por su revelación el faraón le dio toda la autoridad y además le dio por esposa a Asenat, hija de Potifera, el sacerdote de Ra, el dios del sol. De ella tuvo dos hijos, Manasés y Efraín.

Sus hermanos van a Egipto en busca de alimentos y por fin descubren que el gobernador de Egipto es su hermano José. Jacob y su familia vienen a Egipto y se establecen en Gosén. Jacob bendice a Efraín y Manasés, los hijos de José, dándole la bendición principal al hijo menor, Efraín.El Libro de Éxodo inicia narrando la muerte de José y toda esta generación, Dios está cumpliendo sus promesas a Abraham haciendo de esta nación numerosa  y poderosa, pero levantándose un nuevo rey en Egipto que no conoció a José puso sobre Israel capataces para oprimirlos y los hizo esclavos usándoles para construir sus ciudades Pinto y Ramsés.   Periodo del Éxodo1446 A.C. Aprox- La siguiente reseña comienza con la liberación del pueblo de Israel de Egipto, luego de haber habitado aquí 430 años (Genesis 12:40) y se extiende hasta la entrada a Palestina. Es relevante saber que en este tiempo Egipto tenía el control del mundo antiguo y Palestina estaba bajo el dominio de ese imperio. 

Liberación de Israel (Ex 1:1–15:21). Los Judíos estaban siendo discriminados y oprimidos, para los egipcios era abominación todo pastor de ovejas (Gn 46:34) y además era un pueblo muy numeroso, así que el faraón sometió a los descendientes de Jacob a la esclavitud. Dios intervino de forma sobrenatural y el liberto. Hay algunas historias relevantes en el éxodo, en primer lugar vemos como el faraón ordenó la muerte de todos los niños israelitas. Moisés quien nacio aprox. En 1526 A.C. se salvó de este destino por la intervención de la hija del faraón. A pesar de ser criado en la corte egipcia, Moisés tenía un gran amor por su gente e intentando salvar a un judío de la opresión mató a un egipcio, por esta razón tuvo que huir a la tierra de Madián. Allí vivió en casa de Reuel sacerdote madianita, también conocido como Jetro. Moisés se casó con su hija, Séfora. Un día tuvo en Horeb/Sinaí un extraordinario encuentro donde Dios le reveló su nombre, YHWH, y recibió el llamado a rescatar a su pueblo. Con su hermano Aarón se enfrenta al faraón y Dios envía las plagas que asolaron a Egipto.

La última de las plagas fue la muerte de los primogénitos, en esta plaga Dios redime a los primogénitos de Israel y ordena celebrar la pascua, luego de esta comida el pueblo sale  Cuando por fin partió Israel también subió con ellos una gran multitud de toda clase de gentes. Los israelitas escaparon desde Ramsés hasta las orillas del mar rojo, y Dios de manera sobrenatural hizo que el mar se abriera, el pueblo de Israel paso en seco y luego que todos salieran con vida, el mar sepulto a los egipcios con su ejército que les perseguía. 

Del mar a Moab (Ex 15:22–24:18; 31:18–34:9; Nm 10:11–32:42; Dt 34:1–12). Los israelitas llegaron al Monte Sinaí tres meses después de haber salido de Egipto Había una constante queja y disgusto por parte del pueblo, pero a pesar de ello Dios proveyó para Israel durante toda su peregrinación. El suegro de Moisés, le trajo a su esposa Séfora y a sus dos hijos, Gersón y Eliezer Además Jetro le aconsejó en la organización administrativa de Israel.

En el Monte Sinaí estuvieron acampando once meses y fue allí donde Dios decretó que todos morirían en el desierto con la sola excepción de Josué y Caleb. Acamparon también en el oasis de Cades-barnea donde pasaron la mayor parte de los cuarenta años que estuvieron en el desierto. Dios los libro durante este tiempo de sus enemigos los Moabitas y los Amorreos, fue así que la región de Transjordania se convirtió en su primer territorio. Desde aquí, Moisés vio la Tierra Prometida, pero nunca puso sus pies en ella y murió, ninguno conoce su sepultura hasta hoy. Tenía Moisés ciento veinte años de edad cuando murió, y nunca más se levantó un profeta en Israel como Moisés. Históricamente sabemos que Egipto estuvo enfrascado en luchas por el trono, esto lo llevo a debilitarse y así Dios permitió que Israel  lograra establecerse en la Sierra Central y en Transjordania de lo que era territorio egipcio.

En su paso por el desierto Moisés escribió el pentateuco (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) y murió cerca del año 1407 A.C. 

Periodo de Conquista

La conquista 1406 A.C. (Jos 1:1–12:24). Este periodo está narrado en el Libro de Josué, que se considera un libro histórico al igual que Ester. Después de la muerte de Moisés y luego de que Israel vagara por 40 años en el desierto, Dios llama a Josué siendo de 90 años de edad a continuar su tarea, específicamente conquistar la tierra que Dios había prometido a Abraham y que Moisés solo vio de lejos. Josué había nacido en la esclavitud de Egipto, llegó a ser un fiel asistente de Moisés, presenciando los hechos poderosos de Dios. Fue uno de los espías que envió Moisés a la tierra prometida y junto con Caleb fueron los únicos que dieron un buen informe y confiaron en la promesa de Dios.  Josué conquisto las montañas de la Sierra Central, el Neguev, toda la tierra de Gosén, los llanos, el Arabá, desde el monte Halac en el sur hasta Baal-gad en la falda del monte Hermón. Además distribuyo la tierra entre las doce tribus de Israel (13:1–22:34) De muchas ciudades no se expulsó a los cananeos. A Caleb, quien no era israelita sino cenezeo, se le dio Hebrón y a Otniel, también cenezeo, se le dio Debir. Se echaron suertes para decidir los territorios de cada tribu. Se designaron seis ciudades de refugio y 48 ciudades situadas dentro del territorio de otras tribus fueron asignadas a la tribu de Leví. La conquista de Canaán duro aproximadamente siete años, terminando en el año de 1400 A.C. Josué renovó la alianza con YHWH en la ciudad de Siquem (23:1–24:33). Josué murió a la edad de ciento diez años en el año 1375 A.C. y lo sepultaron en su propiedad, y en Siquem enterraron los huesos de José traídos de Egipto.

Periodo de Los Jueces

Periodo de los jueces 1375 a 1049 A.C. (Jue 1:1–16:31) Tras la obediencia de Israel bajo el liderazgo de José, vinieron tiempos donde cada uno hacía lo que bien le parecía, esta es la palabra dominante en este libro. Israel pasa por varios ciclos de desobediencia e idolatría y disciplina de Dios dejando que sus enemigos les derroten, al final de cada ciclo el pueblo se arrepiente  y ruega por su liberación y  Dios levanta un Juez que guiaban a Israel a la victoria contra sus opresores. 

El primer Juez es Otoniel quien gobernó durante 40 años, esta época se caracterizó a Israel por la opresión del pueblo moabita que duro aprox. 18 años, Otniel era un hermano más joven de Caleb, que ya antes de la opresión del rey de Mesopotamia, se había distinguido (Jos. 15:17; Juec. 1:13). Con la opresión del rey oriental, este pariente del gran héroe de la migración en el desierto, viene al frente y libra al pueblo de sus enemigos..  Luego Gobierno el juez Aod e Israel reposo durante 80 años de sus enemigos. El relato de la liberación del pueblo por Aod revela hazañas dobles de valor y sangre, hechas por el que llenaba el papel de director espiritual y libertador político: Aod. Dada la naturaleza del peligro que se cernía sobre el pueblo, y la opresión que le afligía, no es difícil ver por qué tales hombres como Aod llegaban a ser los héroes nacionales.2

Tenemos después el gobierno del juez Samgar y otro periodo de opresión por causa de la rebelión de Israel, ahora son los cananeos, esto tiene una duración de 20 años. Dios trae victoria con Débora quien gobernó 40 Años. Los adalides que Dios levantó fueron Débora, la directora espiritual de la rebelión, y Barac, caudillo militar.

Israel se vuelve a corromper y ahora son los madianitas que los oprimen, el pueblo clama y Dios levanta al  juez Gedeón y con él hay paz durante 40 años y son librados de sus enemigos. El juez Gedeón es uno de los héroes israelitas que más se destaca en las memorias del pueblo. Su gran fe, su valor, las hazañas que realizó, y su falta de ambición personal (8:22, 23), lo hacen digno del alto concepto en que se ha tenido.2

Luego gobierna Abimelec por 3 años, este era hijo de Gedeón. Era una excepción entre los jueces, en que no recibió una comisión de Dios. Por esto no puede llamarse un verdadero juez. El relato de su vida es más obscuro que el de los otros jueces. Para entenderlo debemos recordar que en muchas regiones los israelitas vivían lado a lado con los paganos; aquí se trata de los cananeos.  

Israel reposa de sus enemigos gajo el gobierno de Tola durante 23 años y de Jaír por 22 años, luego el pueblo vuelve a rebelarse contra Dios y ahora son oprimidos por los ammonitas por 18 años. 

El pueblo clama y Dios levanta al Juez Jefté quien lucha 6 años por el pueblo. Jefté significa: “hijo de una ramera”, la injusticia que experimentó, su carácter impulsivo e irreflexivo (manifestado al prometer en sacrificio a quien primero saliera a recibirlo), es una demostración de la gracia de Dios, que puede realizar cosas prodigiosas con hombres tan ineptos como él.3 

Luego son gobernados por Ibzán por 7 años, Elón por 10 años y Abdón por 8 años. De ellos no se sabe nada. Evidentemente Ibzán y Abdón eran personas de bienes y posición social, por el gran número de hijos que tuvieron.3

El pueblo se revela de nuevo contra Dios y son oprimidos por los filisteos, Dios les envía a Sansón quien libro varias batallas durante 20 años, este juez es reconocido por su fuerza, virtud que perdería después de que Dalila una mujer extranjera cortara su pelo, entonces es puesto preso y una vez recobra fuerza, mata a muchos filisteos en un día, pero aun así los filisteos siguen oprimiendo al pueblo hasta la época de los reyes. Cuando Muere Sansón, Dios pone sobre Israel a Elí y luego al juez Samuel (los últimos años de la judicatura de Samuel coinciden con Saúl).

Al final del Libro de Jueces se cuenta cómo los danitas, a quienes se les asignó la región donde estaban los filisteos no pudieron derrotarlos y la tribu marchó al extremo norte donde conquistó a Lais, que llamaron Dan. Por último se narra la afrenta cometida por la tribu de Benjamín y cómo fue atacado por las demás tribus.3

Es importante la historia de Ruth en la época de los jueces, esta historia posiblemente se dio durante la administración de Gedeón y Jair, es un puente que va de los jueces a los Reyes, al final de este libro se nombra a David, por esta razón se le atribuye la autoría del libro que narra la historia de Ruth a Samuel. Del libro de Rut puede decirse que es un apéndice del libro de los Jueces, puesto que originalmente estaba incluído en el rollo del libro de los Jueces, formando así con él uno de los 22 libros que contaba Josefo en el canon hebreo. En la Biblia hebrea este libro se encuentra en la tercera sección (Hagiografía), los Escritos, y es el quinto libro de esta parte.

Aquí vemos como Dios permitió el hambre en toda la tierra de Judá para dar inicio a este increíble drama, donde una familia de Belén viaja a Moab, aquí sus hijos se casan con extranjeras y luego mueren en la guerra, dos de las tres viudas Rut y Noemí regresan a Belén y Dios permite que la extranjera Rut sea redimida por Booz un hombre de Belén bis-abuelo del Rey David. Así tenemos a una mujer Gentil dentro de la genealogía de Jesús, Dios cumpliendo su promesa a Abraham “en tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra”. 

Periodo de Los Reyes y Profetas 

La última etapa del período de los jueces es la época de Samuel, el último juez de Israel. Como período de transición, es de mucha importancia. Las costumbres antiguas, la vida social libre, el gobierno poco consistente, todo se derrumba frente a la corrupción de los hijos de Elí y los de Samuel, y el pueblo busca una nueva forma de gobierno que les parece ha de rectificar los males existentes. Esta es la historia de la época de Samuel.9Samuel y Saúl 1095 A.C. (1 S 1:1–31:13). Los filisteos trajeron consigo el uso del hierro. Así derrotaron a los danitas y la tribu tuvo que ir rumbo al norte. Por su superioridad militar los filisteos fueron una amenaza para Israel. 

Samuel nació en el 1100 A.C. aprox. fue el último juez de Israel, hijo de Elcana, se crió en el santuario de Silo bajo la supervisión del sacerdote Elí. El santuario de Silo fue destruido y el arca fue capturada por los filisteos. Durante siete meses ocurrieron desastres en Filistea por la presencia del arca. Por fin los filisteos la devolvieron a Israel y fue puesta en la casa de Abinadab, en Quiriat-jearim. Al cabo de veinte años Samuel funge como profeta, juez y sacerdote. Samuel vivió en Ramá y desde allí juzgó a Israel. Cada año hacía un recorrido de unos 50 kms, por la Sierra Central, en la región de la tribu de Efraín, juzgando a Israel en Bet-el, Gilgal y Mizpa.

Saúl, de la tribu de Benjamín, fue ungido como rey en el año de 1049 A.C. por Samuel debido a la presión del pueblo que quería tener un rey. Saúl llamó a Israel a luchar contra los amonitas para acudir en ayuda de Jabes de Galaad, y tras la victoria fue reconocido por todo Israel como rey en Gilgal. Jonatán, el hijo de Saúl, y su escudero atacaron la guarnición filistea del desfiladero cerca de Micmas. Inspirados por ellos los israelitas derrotaron a los fifisteos desde Micmas hasta Ajalón. 

Saúl fue en varias ocasiones rebelde a la voz de Dios y Samuel, el profeta lo repudió y nunca más lo volvió a ver. Ya muerto Samuel, Saúl trató de consultarlo sobre sus conflictos con los filisteos mediante una adivina o espiritista, demostrando así la dureza de su corazón. 

En la batalla del Monte Gilboa, en la que los ejércitos de las cinco ciudades de Filistea combatieron contra Israel, Saúl y sus hijos murieron. Reinado de David (1 S 16:1 – 1 R 2:11; 1 Cr 11:1–29:30) David a diferencia de Saúl, fue un hombre sensible a Dios, uno conforme a su corazón. Era hijo de Isaí, el menor de ocho hermanos, nació aprox en el año 1040 A.C.. Samuel lo ungió en secreto como rey de Israel en el año 1023 A.C. aprox. Siendo Saúl aun rey. 

Después de que Dios puso en su mano la vida del gigante Goliat, paso a ser ayudante de Saúl. El pueblo reconoció a David como superior a Saúl. Jonatán hijo de Saúl, se hizo amigo de David, y su hermana Mical y David se enamoraron. Esto encendió el celo de Saúl y trató de matar a David. David huyó y entró al servicio de los filisteos como mercenario pero no peleó en Gilboa. Al morir Saúl David gobernó como rey de Judá por siete años en 1010 A.C. y medio desde Hebrón, mientras que a Israel lo gobernaba Is-boset, hijo de Saúl. Por fin, a la muerte de Is-boset, las tribus de Israel vinieron a Hebrón y proclamaron a David rey de Israel en el año 1003 A.C. aprox.

Así comenzó el Reino Unido. En 2 Samuel 7 Dios hace pacto con David y le promete que su trono será para siempre. David recobró a su esposa Mical para tener hijos que fuesen descendientes de Saúl. Conquistó a Jerusalén en la frontera entre Israel y Judá, para gobernar ambos reinos. Trajo el Arca a Jerusalén para hacerla el centro de la devoción religiosa. David puso fin a las amenazas de Filistea y conquistó los reinos de Edom, Moab, Amón y Siria. Desde el Mediterráneo hasta la Arabia, y desde el Golfo de Aqaba hasta Kadesh, al norte de Damasco, todo pertenecía a David.

David incurrió en una grave falta por la que sufrió terribles consecuencias. Su adulterio con Betsabé y la muerte de Urías fueron condenados por Dios. De esa unión ilegítima nació un niño que murió. Después les nació otro hijo, Salomón. En lo sucesivo una calamidad sigue a la otra. La hija de David, Tamar, fue violada por su medio hermano, Amnón. El hermano de Tamar, Absalón, mató a Amnón y encabezó una rebelión contra su padre David. Eventualmente Absalón fue muerto por Joab. Por fin David regresó a Jerusalén y otra vez unificó la nación. Cuando David era ya muy viejo, uno de sus hijos, Adonías, usurpó el trono. El profeta Natán y Betsabé conspiraron en contra de Adonías y lograron que David proclamase rey a su hijo Salomón poco antes de morir en el año 971 A.C. un año después David murió. 

Salomón (1 R 1:1 – 11:43; 1 Cr 28:1 – 2 Cr 9:31). Cuando Salomón ascendió al trono en el año 970 A.C. él consolidó su poder eliminando a Adonías, su hermano mayor, a Joab, y a Simei y desterró a Abiatar a Anatot. Durante su reinado Israel prosperó abundantemente pues tenía el control de las rutas que comunicaban a Europa, Africa y Asia. Salomón dividió a Israel en doce distritos encargados de pagar impuestos y de abastecer por un mes las necesidades del palacio, pero eximió a Judá. Hizo arreglos comerciales con otros pueblos. Con Hiram, rey de Tiro, contrató la construcción de su palacio que fue terminado en el año 946 A.C. y del Templo de Jerusalén que fue terminado en el año 958 A.C.. De Fenicia se importaron los técnicos, pero Salomón impuso trabajos forzados a los israelitas para las labores de construcción. También arregló con Hiram para establecer una flota naval que se dedicó al tráfico por el Mar Rojo y posiblemente hacia el Océano Índico.

A pesar de la sabiduría de Salomón él cometió increíbles errores que llevaron a la división de su reino y a la corrupción moral del pueblo. Jeroboam buscó la independencia de Israel motivado por el culto a los dioses extranjeros y la división que Salomón había hecho en Israel. Salomón trató de matarlo pero él se asiló en Egipto hasta la muerte de Salomón en el año 931 A.C. y luego reino sobre Judá. 

El Reino Dividido 975 A.C. (1 Reyes 11:26-40 - 12) Judá o el Reino del Sur continuaron con reyes de la línea de David, mientras que en el Reino de Israel o reino del Norte hubo reyes de distintas dinastías Así: 

  • REINO DEL NORTE o ISRAEL: Inicio con Jeroboam siendo rey de diez tribus de Israel con su capital en Samaria, las dinastías que siguieron hasta el cautiverio de asiria reinaron por un periodo de 250 años aproximadamente, fueron 19 reyes de 9 familias diferentes en este orden: Nadab, Baasa, Ela, Zimri, Omri, Acab, Ocozías, Joram, Jehú, Joacaz, Joas, Jeroboam 2, Zacarías, Salum, Mahanaem, Pekaías, Peka y Oseas. Los profetas que Dios levanto durante estos reinados en Israel fueron: Ahias, Elías, Micaías, Eliseo, Jonás, Oseas, Amos y Obed


  • EL REINO DEL SUR o JUDÁ: Inicio con Roboam siendo rey de 2 tribus (Judá y Benjamín) con su capital en Jerusalén, las dinastías que siguieron hasta el cautiverio de babilonia en el 586 A.C. reinaron por un periodo de 400 años aproximadamente, fueron 19 reyes y una Reina, todos descendientes de David en este orden: Roboam, Abías, Asa, Josafat, Joram, Ocozías, Atalía, Joas, Amasías, Uzías, Jotam, Acaz, Ezequías, Manases, Amón, Josías, Joacaz, Joacim, Joaquin, Sedequías. Los profetas que vivieron en Judá durante estos reinados fueron: Semaías, Iddo, Azarías, Anani, Jehú, Eliezer, Jahaziel, Zacarías 1 y 2, Isaías, Miqueas, Nahúm, Joel, Jeremías, Habacuc, Sofonías, Ezequiel, Daniel, Abdías. 

Ya conociendo los nombres de los reyes y profetas de Israel y Judá durante el reino dividido, pasaremos a dar una breve descripción de los principales hechos de cada rey y el mensaje principal de los profetas, lo haré de manera cronológica citando la fecha, el rey, el reino al que pertenece y los profetas que hablaron en su tiempo. 

931 A.C. Cuando Salomón murió Judá aceptó a su hijo Roboam como rey. La situación económica del país al fin del reinado de Salomón, era muy distinta de lo que había sido al principio. El pueblo estaba agobiado con el peso de los impuestos excesivos, y con los trabajos forzados que tuvieron que efectuar para realizar las grandes obras públicas de Salomón, que fueron llevadas a cabo mediante la opresión del pueblo. Roboam fue a Siquem para ser consagrado rey de Israel. Los israelitas preguntaron a Roboam si pondría fin a las explotaciones de su padre Salomón. “Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora tú disminuye algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos” (1 Reyes 12:4; 2 Crón. 10:4). Roboam se negó a hacerlo y por eso los dos reinos se dividieron. Roboam reinó diecisiete años sobre el trono de David en Jerusalén desde 931 hasta 914 A.C. Este periodo de tiempo fue caracterizado por la falta de moralidad y en consecuencia Dios permitió la  Invasión de Sisac, faraón egipcio en el año 926 a. de J.C. El profeta que explicó al rey de Judá la causa de su fracaso fue Semaya. La amonestación del profeta fue oída, y el rey y sus aconsejadores se humillaron. Este arrepentimiento hizo que disminuyera el castigo: Aunque el egipcio se llevó los tesoros del templo, no despojó a Roboam del reino. 2º Crónicas 12.13–14 (RVR60) Fortalecido, pues, Roboam, reinó en Jerusalén; y era Roboam de cuarenta y un años cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó en Jerusalén, ciudad que escogió Jehová de todas las tribus de Israel para poner en ella su nombre. Y el nombre de la madre de Roboam fue Naama amonita. 14E hizo lo malo, porque no dispuso su corazón para buscar a Jehová. 

931 A.C. Ascenso de Jeroboam al trono de Israel. Este rey levanto becerros de oro para adorarlos, cambio la fecha de la fiesta de los tabernáculos y no empleó levitas para la adoración pública, teniendo estos que emigrar a Judá de donde Dios envió profetas llamándole al arrepentimiento. Este rey llego a convertirse en sinónimo de maldad en todas las épocas posteriores. Ahias fue uno de los profetas en tiempos de este reinado, El rey muy afligido envía a su esposa a consultarle, este profeta después de recordar la posición de responsabilidad a la cual Jeroboam había sido elevado por Dios, señala sus pecados, profetiza la destrucción de su casa por uno que tomará su trono. Luego le dice que su hijo morirá, y termina prediciendo el cautiverio de Israel. 

914 A.C. Muere Roboam y Abías reina en su lugar (Judá). Aunque el reinado de Abías fue breve, y relativamente sin importancia. 2º Crónicas 13.1–2 (RVR60) A los dieciocho años del rey Jeroboam, reinó Abías sobre Judá, 2y reinó tres años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Micaías hija de Uriel de Gabaa. Y hubo guerra entre Abías y Jeroboam. El mal carácter de Abías no nos sorprende, en vista del carácter de su padre, y sus antecedentes ammonitas. El escritor sagrado se siente bajo la necesidad de explicar por qué esta mala familia no es echada por sus pecados, estando su explicación basada en el hecho de la promesa que Dios hizo a David, de que tendría una descendencia perpetua sobre el trono en Jerusalén. 

911 A.C.  Muerte de Abías, y ascensión de Asa (Judá). El reinado de Asa duró unos cuarenta años. En este período se incluye la historia de los reinados del norte y del sur, la última parte del reinado de Jeroboam I, y los reinados de Nadab, Baasa, Ela, Zimri, Omri, y el principio del reinado de Acab. Asa fue un rey justo. El profeta Asarías estuvo presente durante su reinado advirtiéndole y exhortándole a caminar en pos de Jehová, el rey Asa escuchando al profeta hizo una reforma, limpiando la tierra de inmoralidad y corrupción, y quitando las fuentes de idolatría.

1º Reyes 15.9–15 (RVR60) 9En el año veinte de Jeroboam rey de Israel, Asa comenzó a reinar sobre Judá. 10Y reinó cuarenta y un años en Jerusalén; el nombre de su madre fue Maaca, hija de Abisalom. 11Asa hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre. 12Porque quitó del país a los sodomitas, y quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho. 13También privó a su madre Maaca de ser reina madre, porque había hecho un ídolo de Asera. Además deshizo Asa el ídolo de su madre, y lo quemó junto al torrente de Cedrón. 14Sin embargo, los lugares altos no se quitaron. Con todo, el corazón de Asa fue perfecto para con Jehová toda su vida. 15También metió en la casa de Jehová lo que su padre había dedicado, y lo que él dedicó: oro, plata y alhajas.  910 A.C. Muerte de Jeroboam, y ascensión de Nadab (Israel). Aquí esta un resumen de sus cortos años de reinado: 1º Reyes 15.25–28 (RVR60) 25Nadab hijo de Jeroboam comenzó a reinar sobre Israel en el segundo año de Asa rey de Judá; y reinó sobre Israel dos años. 26E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, andando en el camino de su padre, y en los pecados con que hizo pecar a Israel. 27Y Baasa hijo de Ahías, el cual era de la casa de Isacar, conspiró contra él, y lo hirió Baasa en Gibetón, que era de los filisteos; porque Nadab y todo Israel tenían sitiado a Gibetón. 28Lo mató, pues, Baasa en el tercer año de Asa rey de Judá, y reinó en lugar suyo. 

909 A.C. Muerte de Nadab, y ascensión de Baasa (Israel). Este es un buen resumen de su reinado:  1º Reyes 16.6–7 (RVR60) 6Y durmió Baasa con sus padres, y fue sepultado en Tirsa, y reinó en su lugar Ela su hijo. 7Pero la palabra de Jehová por el profeta Jehú hijo de Hanani había sido contra Baasa y también contra su casa, con motivo de todo lo malo que hizo ante los ojos de Jehová, provocándole a ira con las obras de sus manos, para que fuese hecha como la casa de Jeroboam; y porque la había destruido.  886 A.C. Muerte de Baasa, y ascensión de Ela (Israel). El reinado de Ela sólo duró dos años. En el año segundo (885) fue muerto por Zimri, de acuerdo a la profecía de Jehú. 1º Reyes 16.7 (RVR60) 7Pero la palabra de Jehová por el profeta Jehú hijo de Hanani había sido contra Baasa y también contra su casa, con motivo de todo lo malo que hizo ante los ojos de Jehová, provocándole a ira con las obras de sus manos, para que fuese hecha como la casa de Jeroboam; y porque la había destruido.  885 A.C. Muerte de Ela, y ascensión de Zimri (Israel). Los siete días que duró el reinado de Zimri fueron ocupados en el exterminio de la simiente de Baasa y Ela. Así fue raída la casa de Baasa, como Jehú había anunciado.

885 A.C. Muerte de Zimri, y ascensión de Omri (Israel). 1º Reyes 16.21–26 (RVR60) 21Entonces el pueblo de Israel fue dividido en dos partes: la mitad del pueblo seguía a Tibni hijo de Ginat para hacerlo rey, y la otra mitad seguía a Omri. 22Mas el pueblo que seguía a Omri pudo más que el que seguía a Tibni hijo de Ginat; y Tibni murió, y Omri fue rey. 23En el año treinta y uno de Asa rey de Judá, comenzó a reinar Omri sobre Israel, y reinó doce años; en Tirsa reinó seis años… 25Y Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, e hizo peor que todos los que habían reinado antes de él; 26pues anduvo en todos los caminos de Jeroboam hijo de Nabat, y en el pecado con el cual hizo pecar a Israel, provocando a ira a Jehová Dios de Israel con sus ídolos. 

881 A.C. Fin de la guerra civil en Israel, y reinado solo de Omri. Omri no conquistó inmediatamente el dominio total en su nuevo reino, sino que a sus ambiciones se opuso Tibni, que logró el apoyo de la mitad del pueblo. El breve reinado de Zimri empezó en el año veintisiete de Asa (1 R. 16:15), y el reinado de Omri, después de su dominio de Tibni, empezo en el año treinta y uno de Asa (1 R. 16:23), pues la guerra civil duró cuatro años. 874 A.C. Muerte de Omri, y ascensión de Acab (Israel). El nombre de Acab después llegó a ser sinónimo de todo lo malo que había en Israel, juntamente con el nombre de su esposa, Jezabel. Aún en el día de hoy, el nombre Jezabel es usado como término para describir a las mujeres perversas. Jezabel era fenicia y Acab construyó en Israel un ídolo de Baal, dios fenicio, el que puso en un templo dedicado a Baal en Samaria. Allí adoró no sólo Jezabel, sino Acab mismo, causando gran escándalo en la nación. Fue en los días de Acab cuando se reedificó la ciudad de Jericó. Esto fue hecho en contra de la advertencia de Josué, que profetizó que el que reconstruyera la ciudad sufriría la muerte de su primogénito y del hijo menor (véase la nota sobre Jos. 6:26, en el Tomo II). Esto se cumplió en la vida de Hiel, quien fue el que hizo reedificar la ciudad (v. 34). 1 R. 16:28b–34. 871 A.C. Muerte de Asa, y ascensión de Josafat (Judá). Asa reinó cuarenta y un años, desde 911 hasta 871 a. de J.C. Ocupó su lugar en el trono Josafat, su hijo. 1º Reyes 22.42–43 (RVR60) 42Era Josafat de treinta y cinco años cuando comenzó a reinar, y reinó veinticinco años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Azuba hija de Silhi. 43Y anduvo en todo el camino de Asa su padre, sin desviarse de él, haciendo lo recto ante los ojos de Jehová. Con todo eso, los lugares altos no fueron quitados; porque el pueblo sacrificaba aún, y quemaba incienso en ellos. 

869 A.C. Principio del ministerio del profeta Elías (Israel). La segunda parte de la EPOCA DE JOSAFAT tiene como su protagonista principal al gran profeta de Jehová, Elías. Este hombre es el que resalta en este período como fuerza espiritual y política en el reino del norte, el de Israel, aunque su influencia se extendió también al del sur. Siendo Josafat un rey bueno, y Acab y sus hijos malos, era natural que el profeta de Dios dirigiera sus mayores esfuerzos para el mejoramiento de la vida moral en el norte, donde el culto de los becerros de oro, y el de Baal, rebajaban el nivel espiritual del pueblo. El acontecimiento más sobresaliente de la vida de Elías es su encuentro con los sacerdotes de Baal. Antes de que Elías fuera arrebatado le toca ungir como sucesor a Eliseo. 856–55 A.C. Guerra de Acab con Siria. Hay una Batalla en Afec entre Siria e Israel. Dos años después se alía Josafat con Acab, para hacer frente a Siria. Por este tiempo Jehú el profeta reconviene a Josafat diciéndole que hizo mal al aliarse con Acab. Al mismo tiempo el profeta da reconocimiento a Josafat por las cosas buenas que ha hecho. Josafat recorrió toda su tierra instando al pueblo a se volviera a Jehová, quitando los altares de otros dioses. 

852 A.C. Muerte de Acab, y ascensión de Ocozías (Israel). Su reinado duró dos años, este hombre tenía un mal carácter, era además idolatra como lo había sido su madre Jezabel. En el año 851 los moabitas, los ammonitas, y los idumeos invaden Judá y Muere el Rey. 851 A.C. ascensión de Joram (Israel). Aunque su vida, en general, fue mala, se apartó en algo del camino de Acab y Jezabel en que quitó las imágenes de Baal de la tierra.  Fue por este tiempo que Elías, es arrebatado al cielo en un torbellino y fue sucedido por Eliseo. Eliseo fue uno de los profetas más grandes de Israel. Fue profeta de Israel. Pero se relacionó más que Elías, con el reino de Judá. Su ministerio correspondió al período después de la muerte de Josafat cuando reinaban el hijo y el nieto de éste, ambos hombres infieles e impíos. 

846 A.C. Muerte de Josafat y reinado de Joram (Judá). Durante tres o cuatro años correinó con su padre Josafat. Ascendió al trono de Judá en el año 849 mientras que la muerte de su padre no se verificó hasta 846. Su reinado solo en Judá (desde 846) coincidió con el año quinto de Joram, rey de Israel, que era su cuñado. Su reinado duró ocho años. La vida de este hombre fue tan perversa al punto que por la inseguridad que tenía siendo rey primogénito para no ser destituido hizo matar a todos sus hermanos. Su esposa fue Atalia, una hija de Jezabel. Dios no le quito el reino, por amor de David su siervo. Sus pecados llevaron al pueblo a ser disciplinado por Dios por mano de los filisteos y los árabes que desolaron la tierra, llevando cautivas a sus esposas y a sus hijos, a excepción de Joacaz (otra forma del nombre Ocozías), que era el menor. Esta invasión se efectuó cerca de 846–845 A.C.

842 A.C. Muerte de Joram, y ascensión de Ocozías (Judá). 2º Reyes 8.25–27 (RVR60) 25En el año doce de Joram hijo de Acab, rey de Israel, comenzó a reinar Ocozías hijo de Joram, rey de Judá. 26De veintidós años era Ocozías cuando comenzó a reinar, y reinó un año en Jerusalén… 27Anduvo en el camino de la casa de Acab, e hizo lo malo ante los ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque era yerno de la casa de Acab.  Siendo Joram rey de Israel, y el tío de Ocozías, rey de Judá, y habiendo entre ellos vínculo de parentesco, era natural que Ocozías fuese con Joram a la guerra contra Siria, enemigo común de ellos, como había hecho su abuelo Josafat. Este conflicto se verificó en Ramot-galaad, ciudad importante de Israel al este del Jordán, una ciudad de refugio, cuyo sitio no se identifica con certidumbre. En esta batalla Joram, rey de Israel, fue herido.

842 A.C. Jehú mata a Joram y a Jezabel, destruyendo la casa de Acab y reina sobre Israel durante 28 años, su hijo Joacaz diecisiete años, y su nieto Joás dieciseis, correinando el último mencionado dos años con su padre. Con su impiedad rebajó aún más el nivel moral del pueblo Israel. En este período el poderío de Asiria sigue creciendo, y Jehú tuvo que mandar tributo a Salmanasar III. 

842 A.C. Atalia era la hija de Jezabel que se había casado con Joram, hijo de Josafat. Al morir Joram, su hijo, Ocozías, subió al trono. Este fue muerto por Jehú. Cuando Atalia lo supo, decidió usurpar el trono y reinar ella. Realizó su propósito dando muerte a toda la simiente real, pudiendo escapar de su mano un solo hijo de Ocozías que se llamaba Joás. Este fue salvado por Josaba (Josabet), una hija de Joram y hermana de Ocozías (que podía o no ser hija de Atalia), que lo hizo ocultar en el templo durante seis años. Allí estuvo bajo la protección del sumo sacerdote, Joiada, que era esposo de Josaba. Así llevó a cabo Atalia una revolución sangrienta de la cual ella salió como reina de Judá, aunque no legítima, porque no era descendiente de David, y se había apoderado del trono ilícitamente.

836 A.C. Muerte de Atalia, y ascensión de Joás al reino de Judá, quien reino durante cuarenta años. La primera parte de su reinado fue efectuada bajo la influencia del sumo sacerdote Joiada, que lo puso en el trono, por lo cual el rey se comportó bien, de acuerdo a la ley de Jehová. Después de la muerte de Joiada, Joás se degeneró y permitió muchos abusos en su reino, lo que ocasionó la reprensión del profeta Zacarías, y las invasiones de los sirios bajo Hazael. Por este tiempo tenemos las profecías de Joel en entre el año 836–14 A.C. fue profeta de Judá. Profetizó el advenimiento del Consolador, el que sucedería al Mesías para desarrollar la obra que él empezó en el Reino de Dios y en los corazones de los hombres. En esto tuvo Joel una distinción peculiar y distintiva entre los profetas del Antiguo Testamento.

814 A.C. Muerte de Jehú, y ascensión de Joacaz (Israel). Este fue un rey malo que desagradó a Jehová, por lo cual sus ejércitos fueron vencidos por Hazael, rey de Siria, y llegó a ser tributario de él. Su fracaso en la guerra se atribuye a su mal carácter. Por este tiempo Joas estaba reparando el templo (El autor de Crónicas nos da en paréntesis una explicación del porqué de la condición mala del templo (24:7): fue por la destrucción y saqueo efectuado por Atalia y sus ministros, los cuales habían utilizado su riqueza para hermosear y enriquecer el templo de Baal que ella patrocinaba.) en Judá y luego de la muerte del sacerdote Joaida, Joas se pervierte y  los sirios invadieron el país. Por este tiempo tenemos al profeta Zacarías hijo de Joiada quien murió por mano del pueblo bajo la responsabilidad de Joas. 

A raíz de los pecados del pueblo, incluso el asesinato del profeta Zacarías, vinieron los ejércitos de Hazael, rey de Siria. Aunque el sirio vino con poca gente para hacer frente a un ejército numeroso de Judá, pudo vencer al pueblo de Joás, porque Jehová les entregó en sus manos. Con el fin de impedir que Jerusalén fuese saqueada y hacer que Hazael se retirase del país, Joás juntó todos los tesoros del templo y se los mandó en concepto de tributo; y el rey siríaco se volvió a su propio país. Esto sucedió entre 814 y 800 A.C.

800 A.C. empezó Joás a correinar en Israel con el padre, Joacaz. Esto correspondía con el año treinta y siete de Joás, rey de Judá. Duró el correinado dos años. Durante su reinado el pueblo fue hostigado por Hazael, rey de Siria. A pesar de los ataques continuos de los enemigos tradicionales del país Dios fue fiel a su pacto y el reino permaneció firme. Muriendo Joacaz (799 A.C.), fue sepultado en Samaria, así siguió Joás como rey único en Samaria, su vida fue perversa y anduvo en los pecados de Jeroboam I. 799 A.C. En el año segundo de Joás, rey de Israel, inició su reinado Amasías, hijo de Joás, rey de Judá. Por esto, los primeros tres años de Amasías, rey de Judá, coincidían con los últimos tres años de Joás, su padre. Aunque en la Biblia no se dice que correinaba Amasías con el padre, debemos concluir que así fue. En 2 Crón. 24:25 se nos informa que Joás estaba enfermo, lo que nos da el motivo para el correinado. Amasías empezó a reinar en Jerusalén en el año 799 a. de J.C., cuando tenía veinticinco años, continuando su reinado durante veintinueve años. En el año 797. Fue asesinado Joás, rey de Judá, y fue sucedido por Amasías quien fue recto delante de Jehová, pero no guardó en perfección la ley, aunque hizo una Campaña contra Edom y Dios le dio la victoria, luego se postro ante Baal. 

790 A.C. Jeroboam llegó a correinar con su padre Joás, cosa que sabemos al comparar los datos que ofrece la escritura. Jeroboam II reinó 41 años, muriendo en el año 38 de Uzías (2 R. 15:8), o sea, en el año 749 A.C., pues había subido al trono en el año 790, 41 años antes. El año 790 corresponde con el año once del reinado de Joás, que murió en 785, por lo cual los primeros cinco o seis años de Jeroboam coincidían con los últimos años de su padre.

785 A.C. Amasías rey de Judá es vencido por Joás, rey de Israel. Persistiendo Amasías en su proyecto de vengarse de Israel, hizo frente a Joás en Bet-semes, ciudad de Judá, donde fue vencido por el superior poderío del rey israelita, quien llegó hasta las puertas de Jerusalén, rompiendo el muro hasta dejarla sin defensa, y saqueando el templo y el palacio, llevando también a los príncipes de rehenes. Habiendo cumplido sus días, murió Joás en el año 785 a. de J.C., sentándose sobre su trono como único rey su hijo Jeroboam II.

785 A.C. Jeroboam II reino en Israel, y gozo de un período de gloria y riqueza, pero la vida del pueblo y su rey decayeron espiritual y moralmente, Dios levanto por este tiempo a algunos profetas que hablan contra la iniquidad de este reino:   Jonás, que gozaba de mucha influencia con el rey, que creyó su predicción en cuanto al triunfo que había de realizar sobre sus enemigos y, siguiendo sus consejos, logró extender los límites de su país (2 Reyes 14:25). Los judíos testificaban a su alto concepto del profeta, haciendo leer su libro en la liturgia del Día de la Expiación.  Amós, era natural de Judá, pero realizó su ministerio profético en Israel, fue un profeta que entendió al pueblo y gozo de gran sabiduría, después de condenar los pecados de las naciones alrededor de Israel, hasta ganar la confianza y la aprobación de sus oyentes, les anunció el juicio de Dios sobre ellos. Casi todas las secciones su Profecía terminan con una advertencia en cuanto al fin que le esperaba a Israel: la invasión, la destrucción, y el destierro.

Oseas vivió poco después del ministerio de Eliseo en Israel, y con Jonás, puede considerarse como el sucesor de éste. El breve ministerio de Amós en Israel fue sólo un breve lapso; el profetizo sobre la declinación en Israel como una nación perversa donde abundaba: la matanza, el adulterio, la conspiración, la mentira, el hurto, todo llenaba la tierra. Para este fin Dios le mando tomar por esposa a una prostituta, quien a pesar de sus infidelidades fue amada por el profeta, así Dios muestra su bondad y la misericordia para con la infiel Israel, perdonándola vez tras vez, a pesar de su idolatría.

En el sur, agonizaba el reinado de Amasías, quien después de su asesinato, fue sucedido por su hijo Uzías, un rey bueno. A la bondad de este rey se debe, con toda probabilidad, el que ningún profeta de importancia se levantase en Judá, no existiendo la situación desfavorable para la religión que requería una reprensión divina.

771 A.C. Amasías es asesinado y Uzías llegó a reinar en Jerusalén. Siendo de dieciséis años, reinó 52 años. era un rey recto, siguiendo la ley de Jehová, aunque permitió que el pueblo sacrificase a Jehová en diversos lugares de Palestina, donde desde épocas antiguas había santuarios sagrados a Dios. Hizo fortificaciones por todo Judá, y con su reinado se inició una era de prosperidad y adelanto nacional. Pudo vencer en batalla a los filisteos, a los árabes, y a los ammonitas. Desarrolló también la agricultura del país, y la industria ganadera. Reorganizó también el ejército, agrandándolo, y puso en Jerusalén máquinas de defensa, especialmente catapultas para arrojar saetas y piedras. En su reinado tenemos a un profeta:  750 A.C. En el año treinta y ocho de Uzías, que correspondía con el año 748 a. de J., este rey fue herido con la lepra. Parece que el éxito que había logrado en la fortificación de Jerusalén, y el gran ejército que había armado, hicieron que su corazón se enalteciera, y con presunción entró en el templo para quemar incienso sobre el altar de incienso, lo que era lícito sólo para los sacerdotes. En el acto fue reprendido por el sumo sacerdote Azarías, que le había seguido en el recinto acompañado por ochenta sacerdotes. Al contrariarse el rey por la amonestación, fue herido instantáneamente por la lepra. Y así continuó sin curarse hasta su muerte, gobernando como virrey su hijo Joatam, puesto que el rey tenía que vivir aislado de la gente.1 Joatam reinó en Jerusalén por dieciséis años, de los cuales quince correspondían con la última parte del reinado de Uzías su padre, coincidiendo los últimos nueve con la corregencia de su hijo Acaz. 

Al este del Jordán, en Galaad, había empezado a reinar el año anterior Peca. La lepra de Uzías y la corregencia de Joatam coincidieron con el año segundo de Peca en Galaad. 749 A.C. Muere Jeroboam II y subió al trono de Israel su hijo Zacarías, en el año Reinó sólo seis meses, cuando fue asesinado por Sallum, en 749–748, pero durante tan poco tiempo exhibió un carácter malo que se comparó con el del primer rey de Israel, Jeroboam I, gran tipo de maldad en Israel. Con la muerte de Zacarías se cumplió la profecía de que la descendencia de Jehú ocuparía el trono hasta la cuarta generación.  Israel  comienza a entrar en un periodo de decadencia donde varios reyes se sientan sobre el trono: Menahén (738 A.C.), Pecaya (737 A.C.), Peca (735 A.C.), y Oseas conspiro contra peca y lo mato en el año (730 A.C.), todos estos reinaron en un periodo de 26 años, durante este periodo no hubo profeta que levantara su voz en Israel para denunciar los pecados del pueblo o para advertirle acerca de la destrucción que se aproximaba: Dios guardo silencio en Israel y solo levanto profetas en Judá, entre los cuales estuvieron: Isaías y Miqueas. 

742 A.C. Correino Acaz con Joatam su padre en Judá, su reinado en 2 Reyes 16:2b–4 se resume como malo, su carácter causó que se rebajara el concepto que el pueblo tenía de Dios, con la consecuente degeneración moral, y la pérdida de la reputación internacional. Habiendo reinado Uzías 52 años en Jerusalén (de los cuales los últimos quince fueron, por causa de su lepra, gobernados con la ayuda de su hijo Joatam), este buen rey murió (735 a. de J.C), y en su lugar ocupó el trono su hijo Joatam, actuando Acaz en carácter de regente. 

2º Reyes 15.32–35 (RVR60) 32En el segundo año de Peka hijo de Remalías rey de Israel, comenzó a reinar Jotam hijo de Uzías rey de Judá. 33Cuando comenzó a reinar era de veinticinco años, y reinó dieciséis años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Jerusa hija de Sadoc. 34Y él hizo lo recto ante los ojos de Jehová; hizo conforme a todas las cosas que había hecho su padre Uzías. 35Con todo eso, los lugares altos no fueron quitados, porque el pueblo sacrificaba aún, y quemaba incienso en los lugares altos. Edificó él la puerta más alta de la casa de Jehová. 

Muerte de Uzías, rey de Judá. Por este tiempo inicia su ministerio uno de los grandes profetas de Judá: 

Isaías, G. A. Smith dice lo siguiente: “Isaías fue el más grande de los profetas hebreos: por la fuerza de su personalidad, por la sabiduría de su actuación como estadista, por la larga confianza de su ministerio, por la ayuda que rindió a Judá en la crisis mayor de su historia, por la pureza y la grandeza de su estilo, y por la influencia que ejerció sobre la profecía posterior” Isaías empezó a profetizar, en el año que murió el rey Uzías, en el año 735 a. de J.C. Siguió profetizando durante los reinados de Joatam, Acaz, Ezequías, y posiblemente Manasés. Su ministerio fue un éxito absoluto, porque veía cumplidas una tras otra las profecías que decía, y cuánto más se cumplían, más aumentaba su fama y su reputación, mientras que Dios atestiguaba a su obra mediante señales y maravillas.  734 A.C. Inició el reinado de Acaz solo (porque había correinado con su padre Joatam y con su abuelo Uzías) se verificó en 734, correspondiendo esta fecha con el año diecisiete de Peka, rey de Israel, expresión que incluye los años en que Peca fue rey al este del Jordán. Aunque tuvo los consejos de Isaís fue un hombre necio. 

2º Crónicas 28.1–6 (RVR60) 1De veinte años era Acaz cuando comenzó a reinar, y dieciséis años reinó en Jerusalén; mas no hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre. 2Antes anduvo en los caminos de los reyes de Israel, y además hizo imágenes fundidas a los baales. 3Quemó también incienso en el valle de los hijos de Hinom, e hizo pasar a sus hijos por fuego, conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había arrojado de la presencia de los hijos de Israel. 4Asimismo sacrificó y quemó incienso en los lugares altos, en los collados, y debajo de todo árbol frondoso. 5Por lo cual Jehová su Dios lo entregó en manos del rey de los sirios, los cuales lo derrotaron, y le tomaron gran número de prisioneros que llevaron a Damasco. Fue también entregado en manos del rey de Israel, el cual lo batió con gran mortandad. 6Porque Peka hijo de Remalías mató en Judá en un día ciento veinte mil hombres valientes, por cuanto habían dejado a Jehová el Dios de sus padres. 

Los dos ejércitos combinados de Siria e Israel invadieron a Judá y pusieron sitio a Jerusalén, pero no la conquistaron, pero la tierra fue desolada por Resín y Peca, y un crecido número de cautivos, con una gran cantidad de botín, fueron llevados a Damasco y a Samaria. Contra el consejo de Isaías, Acaz se apoyó en el rey de Asiria en contra de Siria e Israel, esto los convirtió en vasallo del rey asirio y adopta su idolatría. Por este tiempo Dios también usa a otro profeta en Judá:  

Miqueas, Este hombre de campo tenía un corazón que ardía de pasión por sus compatriotas oprimidos y en medio de la tristeza de Israel, el profetizo su juicio y le todo precenciarlo cuando fueron llevados cautivos por Asiria. El período del ministerio de Miqueas lo podemos definir entre los años 740–700 a. de J.C. Aunque límites más exactos dentro de este período no se pueden fijar, es probable que empezó su ministerio en 734, antes de la ascensión de Oseas al trono de Israel (en 730), siendo publicadas sus profecías después de 730, y que seguramente entregó sus profecías antes de la invasión asiria bajo Senaquerib (en 701).

727 A.C. Muere de Acaz y gobierna Ezequías quien fue uno de los reyes más piadosos y fuertes de Judá, salvó a su reino del trágico destino que sobrevino a la nación hermana en el norte, Israel, cuya caída corresponde con su reinado, en el año 722 Sargón, rey de Asiria lleva cautivos a los habitantes de Israel  y para que la tierra no quedara desolada, trajo gente de las provincias que estaban bajo su dominio, poniéndola en las ciudades, es aquí donde comienza una nueva religión en Samaria, con sus propio templo y sus propios ritos.

Ezequías empezó a compartir el trono con su padre Acaz. Teniendo veinticinco años de edad, siguió en la autoridad durante veintinueve años.  2º Crónicas 29.1–2 (RVR60) Comenzó a reinar Ezequías siendo de veinticinco años, y reinó veintinueve años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Abías, hija de Zacarías. 2E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. 

Ezequías inicio de nuevo los cultos del templo de acuerdo a la ley, volvió a celebrar la pascua y buscó a Dios de todo corazón (vs. 20, 21). Tuvo un tiempo de rebelión y fue disciplinado por la mano de Dios con enfermedad y además le fue enviado el Rey Senaquerib, con quien sostuvo guerra hasta el año 681, cuando Dios escucho su oración y le dio la victoria con Asiria. 

La derrota del gran ejército asirio, en el momento en que ponía sitio a Jerusalén, sea o no por fuerza militar de Ezequías, le trajo gran renombre a este rey; todo pueblo reconocía el principio de que las victorias se ganaban con el poder de un dios, y la hazaña de Ezequías, hecha sin armas, señaló un poder espiritual tras él que fue casi sin precedente, y le trajo el homenaje de muchas naciones alrededor de Palestina.12 699 A.C. Habiendo cumplido su misión en la vida, murió Ezequías, rey de Judá, siendo uno de los mejores reyes que se sentó jamás sobre el trono de David. Sucedió a Ezequías en el trono de Judá su hijo Manasés quien reino por 55 años y fue uno de los peores reyes de la nación, sin embargo, se arrepintió de sus crímenes durante la última parte de su reinado, pudiendo así reformar algunos de los males que lo caracterizaron. 642 A.C. Reinó en Jerusalén Amón, hijo de Manases luego de la muerte de su padre. Siendo de veintidós años al tomar la autoridad, no pudo ejercerla más que 2 años siendo asesinado. Fue un rey idolatra y murió en este estado, sin arrepentimiento, en una conspiración que había sido hecha contra él, tomando su lugar su hijo Josías, con quien empieza otra época gloriosa de la historia de Judá.

640 A.C. aunque esta próxima la destrucción de Jerusalén, el país se halla en una de sus épocas de apogeo: sobre el trono un rey que tiene la aprobación de Jehová, y brillantes profetas para comunicar su voluntad a los hombres. Pero la gloria del país es efímera y aparente, su justicia, una cáscara bajo la cual late débilmente el corazón del pueblo corrompido por una falsa confianza en Jehová que se olvida del largo catálogo de crímenes de que la voz divina los acusa.

Josías reino desde sus 8 años de edad, a pesar de su niñez tenía un corazón inclinado a servir a Dios y buenos consejeros a su lado como Jeremías, estaba además dispuesto a corregir los males de su padre. Josías terminó su vida repentinamente con el insensato desafío a los ejércitos de Faraón Necao, que iban rumbo al norte para encontrarse con las huestes babilónicas. El rey de Judá, nominalmente sujeto a Asiria, que había sido recientemente conquistado por los medos y caldeos, optó por apoyar a Caldea. Con este fin salió a afrontar a Egipto, encontrándose con Necao en Meguido. En la batalla que siguió, Josías perdió la vida.

Durante su reinado se destacaron los siguientes profetas: 

Jeremías, es reconocido por sus lamentaciones y como un profeta cariñoso y sensible que Dios levanto durante las épocas mas difíciles de su nación. El ministerio de Jeremías duró desde el año 13 de Josías (626) hasta unos años después de la caída de la ciudad en 586, o sea, algo más que cuarenta años. Jeremías por naturaleza compadecía al pueblo por sus sufrimientos. Su vista profética, que le descubría el porvenir de tragedia que esperaba a su pueblo, hizo más agudos los sufrimientos que soportó en su carácter de profeta de Dios. El hecho de ser perseguido por sus compatriotas hizo más dolorosa aún la tarea a la cual Dios le había enviado.

Nahum, predica contra Nínive recordando que esta nación había sido opresora de los hebreos. Estaba por caer el imperio asirio cuando el profeta anuncia la caída de Nínive. Nahum parece haber sido escrita en una época en que el poder de Asiria estaba disminuyendo, y el período después de las invasiones de los escitas y los medos parece razonable, o sea, dentro del período desde 623 a 612. Nahum, pues, era contemporáneo de Jeremías. 

El propósito de la Profecía de Nahum fue doble: (1) Mostrar que Dios puede y quiere proteger a su pueblo; (2) Enseñar que Dios destruiría a los enemigos de su pueblo: los asirios.

Sofonías, Llega en el último período de la historia de Judá. Era contemporáneo de Jeremías, pero su actuación era mucho más breve. Sus profecías hablan de la visitación de la ira de Dios sobre el pueblo, dirigiendo su mensaje mayormente al pueblo judío, pero incluyendo en su compás a otras naciones también. Tiene una convicción firme del amor y la compasión de Jehová hacia su pueblo. La idea principal de la Profecía de Sofonías es: Día de Jehová, día de ira (1:14, 15).

La nación de  Judá desde la muerte de Josías hasta la caída de la nación, tuvo sucesivos traslados a Babilonia (608–581 A.C.) y tenemos en este tiempo 4 reyes que ocuparon el trono: Joacaz que reino 3 meses (608 A.C.), Joaquim (608 A.C.), reino tres meses y fue el primer traslado en el cautiverio, y Sedequías (597) quien se revelo contra Nabucodonosor y esto sello el final del reino de Judá en el año (588 D.C.). 

Durante estos periodos hay una completa degradación moral y espiritual en el país, acompañada de una falsa confianza en Dios y su poder para librarlos de sus enemigos, mientras que los profetas Jeremías, Habacuc, o Ezequiel hablaban de Juicio ellos querían escuchar falsos profetas mientras seguían sus propios caminos. Dios rechazó este pueblo y los llevo cautivos a Babilonia para que fueran purificados.  Entre los profetas que desempeñaban su ministerio estaban Jeremías, Habacuc, y Abdías, que profetizaban en Judá, con dos más que ejercían su ministerio en el cautiverio, Daniel y Ezequiel.

588–586 A.C. fue la caída de Jerusalén, cuando las grandes esperanzas de la nación se derrumbaron, y su falsa confianza en Dios se manifestó como mal puesta. Su política vacilante de una fe en Dios, por una parte, y una dependencia en las alianzas con otros países, por la otra, fue declarada ineficaz ante los hechos; de acuerdo con la palabra de los profetas de Dios (Jeremías, Sofonías, Habacuc y Ezequiel), vinieron los caldeos y destruyeron la nación, Quemando el templo de Jehová, el palacio, y las casas de los adalides de Jerusalén con todas las viviendas de la ciudad. Además, derribaron los muros, que habían de permanecer caídos durante unos ciento cuarenta años, cuando fueron reedificados por Nehemías en 445.

Más de seis meses después de la caída (según Ezeq. 33:21, comentado antes en la sección ix), los trasladados fueron llevados al cautiverio. Esta transportación de los cautivos, si empezó en 586, no habría terminado sino hasta 585, porque se habría requerido mucho tiempo para que los cautivos, que iban a pie, desnudos, encadenados, débiles y enfermos llegaran a Babilonia. Estos cautivos habrían sido de los nobles de la ciudad; los adalides habían sido ejecutados, los más pobres quedaron en la ciudad. En Babilonia, de acuerdo con el cronista, fueron esclavizados, llegando a ser siervos, hasta la destrucción de Babilonia por los persas en 538 a. de J.C. Véase la nota de Jer. 39:9. Sobre el número de los cautivos, véase la nota sobre Jer. 52:29.

586–85 A.C. Nabucodonosor instituyó un gobierno provincial para atender los asuntos internos de Palestina, nombrando como jefe a Gedalías. Este hombre fue simpatizador de Jeremías y de una política de rendición al conquistador caldeo. Ismael quien era parte de la resistencia dio muerte a este gobernador mientras comía con él. Pese a las muchas advertencias de Dios a través de Jeremías, que les invitaba a no revelarse contra Nabucodonosor, ellos insistieron en rebelarse y el pueblo sufrió en gran manera. Asi que en el 585 A.C luedo de haber ido a Egipto para buscar aliados un cuarto grupo de judíos son llevados a Babilonia. Por este tiempo Abdías profetizo la destrucción de Edom por mano de Nabucodonosor. 

El Cautiverio y El Regreso. 

Salmo 137.1–3 (RVR60) 1 Junto a los ríos de Babilonia, Allí nos sentábamos, y aun llorábamos, Acordándonos de Sion. 2 Sobre los sauces en medio de ella Colgamos nuestras arpas. 3 Y los que nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos, Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo: Cantadnos algunos de los cánticos de Sion. 

Este tiempo va desde el cautiverio de Juda y su traslado a Babilonia hasta la primera restauración bajo Zorobabel (536 A.C.) El Exilio transformó la fe de Judá, los que regresaron a Babilonia solo fueron un remanente de personas comprometidas con el reino de Dios, estudiosos de la ley de Moisés que dieron inicio al fariseísmo y las dos instituciones más importantes de su historia posterior: el sanedrín, que fue una corte suprema que remplazó a las dinastías, compuesta de setenta hombres nobles e importantes de la nación, con un presidente y la sinagoga, el lugar del templo el pueblo aquí en en pequeñas congregaciones para orar y conversar acerca de la ley. La reconstrucción del templo fue la obra más importante de los primeros años de la restauración, que culminaron en la civilización en la cual nació Jesús. La idolatría fue completamente erradicada de la nación y fueron por muchos años la nación monoteísta de los tiempos de Jesús. 

Los profetas a través de los cuales Dios hablo al pueblo durante este tiempo de exilio fueron: Ezequiel, Ageo, Zacarías, Malaquías y veamos algunas características del profeta más prominente de este tiempo y de mayor influencia entre los reinos:  Daniel, nació en Jerusalén y en el año 605 fue trasladado a Babilonia con otros rehenes (más o menos a la edad 20 años). Era un hombre firme de carácter, menosprecio las viandas que el rey ofrecía a sus eunucos y fue reconocido a través del tiempo por los reyes de Babilonia y Persia como un hombre de oración, consejero sabio e intérprete de sueños. Fue profeta en los reinados de Nabucodonosor, Belsasar, Darío, y Ciro. Daniel profetizo sobre los imperios que vendrían hasta Roma y se anticipó a profetizar sobre la primera venida del hijo del hombre hasta su ascensión y la restauración de todas las cosas. 

Estos profetas dieron el impulso espiritual para la restauración que se anticipaba y se producía en su tiempo. Aunque la obra de algunos de ellos se vio en el Período del imperio Persa, después del cautiverio, ellos pertenecieron a este tiempo.

El regreso del remanente

2º Crónicas 36.20–21 (RVR60) Los que escaparon de la espada fueron llevados cautivos a Babilonia, y fueron siervos de él y de sus hijos, hasta que vino el reino de los persas; 21para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado de reposo; porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta que los setenta años fueron cumplidos.

Ciro el Grande conquistó a Media y a Lidia y de allí se volvió rumbo a Mesopotamia. Venció a los ejércitos de Nabónido en la batalla de Opis y de allí marchó a la capital, Babilonia. Así nació el Imperio Persa que empieza en A.C. e históricamente termina con el vencimiento de Persia por Alejandro Magno en 333 A.C.

La ascensión de los persas a la autoridad marca otro paso en el desarrollo de la historia judía, hacia la realización del plan de la redención que Dios tenía ideado. Así como bajo los babilonios la nación había sido destruida, como medio de disciplina y purificación, a fin de aislar de la nación todos aquellos elementos malos e idólatras, bajo los persas es restaurado a su tierra aquel elemento bueno, espiritual, y monoteísta. Ciro es quien permite que los judíos vuelvan a su país, su decreto les permitió restablecer su templo y su culto en su tierra. También les fueron restaurados los vasos sagrados que habían sido robados por Nabucodonosor.

Los personajes que más se destacaron durante el periodo del imperio Persa fueron:  Esdras, quien trajo de vuelta a Canaán al segundo grupo de colonizadores judíos, y que reformó el culto del templo. Esdras fue nombrado por el rey de Persia para que sirviese como «comisionado» para los asuntos de Jerusalén. Allí leyó la Torá al pueblo, pero el hebreo era un idioma desconocido así que tuvo que tener traductores para los que hablaban arameo.

Nehemías, que trajo un tercer grupo de judíos que volvían a su tierra, y que además mandó reconstruir los muros de la ciudad de Jerusalén.Ester, doncella israelita que llegó a ser reina del reino más fuerte de su día y que, en virtud de la autoridad de que gozaba, ejercía mucha influencia. El libro que lleva su nombre abarca el tiempo entre el 485–464 A.C., y nos puede mostrar que aun en el cautiverio, los judíos vivían bien, aunque podían sufrir peligro de exterminio a causa del odio de sus enemigos. Muestra también que el cuidado y la protección de Dios se extendían, no sólo a los que se habían vuelto a su país, sino también a los que quedaban en el cautiverio. Zorobabel, dirigente real.

Josué, dirigente sacerdotal que cooperaban en la obra de reedificación del templo. En el año 334 Alejandro Magno cruzó el Helesponto y venció a Darío III en la batalla de Iso (333). Después conquistó a Egipto y a Mesopotamia. Continuó su avance hasta Susa y Persépolis las cuales se rindieron. Darío III fue asesinado en Hircania por sus propios hombres. Así tuvo fin el Imperio Persa.

Periodo intertestamentario El Antiguo Testamento termina durante el período persa, con las profesías de Malaquías, Dios guarda silencio por 400 años hasta Juan el Bautista. Según datos históricos extra bíblicos, Alejandro el Magno fue uno de los líderes militares más grandes en toda la historia. Conquistó todo el Imperio Persa y llegó hasta el Rio Indo en Paquistán. De regreso a Grecia se enfermó y murió en Babilonia. Su imperio se dividió entre cuatro de sus generales. Mesopotamia y Siria quedaron en mano de Seleuco quien fundó la dinastía de los «Seléucidas». Egipto quedó en manos de Tolomeo Sotero, quien fundó la dinastía de los «Lágidas». Tanto los Seléucidas como los Lágidas fomentaron el desarrollo del helenismo. Palestina estuvo bajo el control de los Lágidas hasta que Antíoco III el Grande ascendió al trono de los Seléucidas. 

Entre los personajes más destacados en este tiempo de silencios tenemos a Antíoco IV Epífanes en el 174 A.C., quien atacó con toda violencia a los judíos que se oponían al helenismo y ordenó que: a) toda madre que circuncidase a su hijo fuese ejecutada; b) que se quemasen todas las copias de la Torá; y c) que el observar el Sábado o el tener copias de la Torá eran motivo para la pena de muerte. En el año 168 desacralizó el Templo poniendo allí una estatua de Zeus y sacrificando puercos sobre el altar de Yavé. Por toda la región se pusieron altares paganos y se les ordenó a los judíos que hicieran sacrificios a Zeus y que comiesen carne de puerco. Muchos lo hicieron así y otros muchos murieron por su fe. En el poblado de Modein un oficial sirio ordenó que se cumpliese el edicto real, pero Matatías, un líder de la comunidad, se negó a hacerlo. Al ver a otro judío que estaba dispuesto a sacrificar los puercos Matatías se llenó de ira y mató al judío y al oficial sirio y junto con sus cinco hijos se fugó a las montañas cercanas, dedicándose a hacer guerra de guerrillas contra los sirios. Sus hijos Judas, Jonatán y Simón fueron jefes sucesivos de la rebelión. El 25 del mes de Kislev (diciembre) del año 165 Judas Macabeo reconquistó y purificó el Templo, construyó un nuevo altar, y reanudó el culto a Yavé. 

Poco después ocurrió una división entre los judíos que estaban contra el helenismo. Por una parte estaban los hasidim que creían que con la reconsagración del Templo ya no era necesario seguir luchando. De la otra parte estaban los seguidores de los Macabeos que creían que había que seguir luchando para recobrar la independencia. 17 Juan Hircano I, hijo de Simón, ocupó el sacerdocio y el trono y extendió su reino hasta cubrir Galilea e Idumea. Al morir Juan Hircano su hijo Aristóbulo tomó el poder y puso en prisión a todos sus hermanos. Cuando murió Aristóbulo su esposa, Salomé Alejandra, liberó a sus cuñados y se casó con uno de ellos, Alejandro Janneo, quien fue sumo sacerdote y rey. Al morir Alejandro Janeo Salomé Alejandra reinó por varios años y designó a su hijo Juan Hircano II como sumo sacerdote. 17 Al morir su madre Juan Hircano II asumió el título de rey, pero su hermano Aristóbulo II (69–63), apoyado por los saduceos, lo expulsó. Hircano buscó apoyo del gobernador de Idumea, Antipater, y éste pidió ayuda del Senado de Roma. En el año 63 a.C. el general romano Pompeyo tomó posesión de Jerusalén y designó a Juan Hircano II como sumo sacerdote (63–40) pero no como rey. De esta manera la independencia de los judíos tocó a su fin. 17

Así Llegamos al Nuevo testamento. Los judíos están bajo el poder de Roma. Las sectas de los fariseos y saduceos están en pugna una con la otra, no solamente sobre cuestiones religiosas, sino también políticas. Nueve de cada diez judíos viven fuera de la Palestina en lo que se conoce como la diáspora. Los judíos de la diáspora hablan el griego llamado koiné, mientras que los de la Palestina hablan arameo. Hay un solo templo para el culto de Yavé y está en Jerusalén, pero hay sinagogas donde se estudia la Torá por toda la Palestina y por todo el resto del Imperio Romano. Ese es el mundo del Nuevo Testamento, ese es el mundo al que vino Nuestro Señor Jesucristo, y ese es el mundo en el que nació la Iglesia.17

El cumplimiento del tiempo. 

Tanto los Seléucidas como los Lágidas fomentaron el desarrollo del helenismo, es decir, el fomento de la cultura y de la lengua griega en todas sus regiones. La marca característica de la expansión del helenismo fue el uso de la lengua griega en su forma popular llamada koiné.Fue en esta lengua que se tradujeron en Alejandría los libros del Antiguo Testamento, en la versión llamada la «Septuaginta» y fue este el idioma en que se escribió también el Nuevo Testamento.

Fue en este tiempo del Imperio Romano que nació Jesús en la ciudad de Belén de Judea, en el reinado de Herodes el Grande en el año 4 A.C. Dios rompió el silencio tras el anuncio del nacimiento de Juan el Bautista a su padre Zacarías, quien por este entonces era sacerdote y le toco en suertes ofrecer incienso en el lugar santo, por su incredulidad al verse viejo y su esposa estéril, Dios le dejo mudo hasta el nacimiento de su hijo.   Tenemos también un ángel hablando a maría, una virgen de la familia de David, quien sería la madre de nuestro Señor. Así comienza la nueva fase de inauguración del reino, Jesucristo se sentará en el trono de David, siendo ungido Rey por Juan el bautista, tomando el lugar de sacerdote, el mismo se ofrecería al padre como ofrenda por los pecados de su pueblo y restauraría el reino, primero de manera espiritual y en su segunda venida después de juzgar a los vivos y a los muertos reinara para siempre en un cielo nuevo y una tierra nueva donde mora la justicia. 

Conclusiones

Espero que este corto bosquejo de la historia del pueblo de Dios, sea útil a todo estudioso de la Biblia, aunque existen buenos libros, más extensos y llenos de erudición que armonizan la historia de Israel en el A.T. y me ayudaron mucho a lograr mi propósito y que recomiendo en la bibliografía. 

Bibliografía

  • Gilbert, Pierre. Los libros de Samuel y de los Reyes. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1990.

  • Asurmendi, Jesús María. Ezequiel. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1990

  • Briend, Jacques. El libro de Jeremías. CUADERNOS BIBLICOS No 40. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1993

  • Tassin, Claude. El judaísmo: desde el destierro hasta el tiempo de Jesús. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1988

  • Asurmendi, Jesús María. Ezequiel. CUADERNOS BIBLICOS No 38. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1990

  • Wiéner, Claude. El segundo Isaías: El profeta del nuevo éxodo. CUADERNOS BIBLICOS No 20. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1989.

  • Grelot, Pierre. El libro de Daniel. CUADERNOS BIBLICOS No 79. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1993

  • Saulnier, Christiane. La crisis macabea. CUADERNOS BIBLICOS No 42. Estella (Navarra): Verbo Divino, 1990 

  • Gillis, C. (1991). El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura. El Paso, TX: Casa Bautista De Publicaciones

Los textos bíblicos fueron tomados de la versión reina Valera de 1960

0 vistas

VISÍTANOS:

 

Domingo 9-12 AM

 

​​Av. Boyacá #99-14

Tel. 3112134704

Bogota D.C. - Colómbia

Síguenos 

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • SoundCloud Clean Grey

© Diseñado por Andrés Espinoza