¿Que pedir cuando Oramos?


J. Packer dijo: "Creo que la oración sirve para medir espiritualmente a un hombre, como ninguna otra cosa puede hacerlo, de modo que la forma en que oramos es una de las preguntas más importantes que podamos hacernos"

Nuestras oraciones revelan muchas veces lo egocentricos que somos, dice Santiago 4:3: “Pedís y no recibís, porque pedís con malos propósitos, para gastarlo en vuestros placeres. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros? Pero El da mayor gracia. Por eso dice: DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS PERO DA GRACIA A LOS HUMILDES. Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Afligíos, lamentad y llorad; que vuestra risa se torne en llanto y vuestro gozo en tristeza. Humillaos en la presencia del Señor y El os exaltará.”

Es necesario arrepentirnos y confesar a Dios nuestro adulterio espiritual y pedir al Espíritu Santo que nos ayude a orar. Sin duda el Espiritu de Dios quiere hacerlo, la biblia esta saturada de oraciones inspiradas que pueden convertirse en modelo para nosotros a la hora de ejercitarnos en la oración, aquí les comparto algunas:

“En primer lugar, doy gracias a mi Dios por medio de Jesucristo por todos vosotros, porque por todo el mundo se habla de vuestra fe. Pues Dios, a quien sirvo en mi espíritu en la predicación del evangelio de su Hijo, me es testigo de cómo sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones, implorando que ahora, al fin, por la voluntad de Dios, logre ir a vosotros. Porque anhelo veros para impartiros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados; es decir, para que cuando esté entre vosotros nos confortemos mutuamente, cada uno por la fe del otro, tanto la vuestra como la mía.” (Romanos 1.8–12, LBLA)

“Por esta razón también yo, habiendo oído de la fe en el Señor Jesús que hay entre vosotros, y de vuestro amor por todos los santos, no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo mención de vosotros en mis oraciones; pidiendo que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en un mejor conocimiento de El. Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de la fuerza de su poder, el cual obró en Cristo cuando le resucitó de entre los muertos y le sentó a su diestra en los lugares celestiales, muy por encima de todo principado, autoridad, poder, dominio y de todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo sino también en el venidero.” (Efesios 1.15–21, LBLA)

“Por esta causa, pues, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra, que os conceda, conforme a las riquezas de su gloria, ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior; de manera que Cristo more por la fe en vuestros corazones; y que arraigados y cimentados en amor, seáis capaces de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que seáis llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios. Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros, a El sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén.” (Efesios 3.14–21, LBLA)

“Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento, a fin de que escojáis lo mejor, para que seáis puros e irreprensibles para el día de Cristo; llenos del fruto de justicia que es por medio de Jesucristo, para la gloria y alabanza de Dios.” (Filipenses 1.9–11, LBLA)

“Por esta razón, también nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos cesado de orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría y comprensión espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, dando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder según la potencia de su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia, con gozo dando gracias al Padre que nos ha capacitado para compartir la herencia de los santos en luz.” (Colosenses 1.9–12, LBLA)

Sin duda estas oraciones estan centradas en el avance del reino y son las oraciones que Dios se complace en responder. Segun estas oraciones el Espiritu Santo nos invita a orar:

  • Para que la iglesia tenga un ministerio mas allá de su comunidad.

  • Por los misioneros que estan en el campo.

  • Para que el Señor nos ayude a construir relaciones dentro de su cuerpo para ayudar a otros a crecer en Cristo y servirle mejor.

  • Por sabiduría para servir mejor a nuestros hermanos

  • Para que tu y la iglesia tengan animo para compartir con otros lo que Dios esta haciendo en sus vidas.

  • Para que nos ayude a no centrarnos en las debilidades del cuerpo y des sus miembros, sino en la fe común que compartiomos.

  • Para tu y tus hermanos tengan un espiritu enseñable y receptivo a la palabra de Dios.

  • Para que el Señor te ayude a ti y a tus hermanos a tomar decisiones sabias según la palabra de Dios revelada.

  • Para que tu y la iglesia entiendan lo que recibieron en Cristo, y esten agradecidos por su amor, que puedan comprender que todo les esta ayudando a bien.

  • Que Dios le de a la iglesia fortaleza espiritual para soportar la prueba con gozo.

  • Para que el amor de los unos con los otros sea comprometido, que nada dañe la unidad de la iglesia.

  • Para que todos reflejen el amor y carácter de Cristo, ora por los padres de familia que están moldeando la siguiente generación de creyentes, para que puedan moldear el caracter de Cristo en la vida de sus hijos.

  • Que nuestro amor crezca, pero que no ignore la verdad y seamos todos capaces de corregir en amor a nuestro hermano y que toda confrontación nesesaria sea hecha en amor.

  • Ora por santidad y pureza para ti y para la iglesia de Cristo.

  • Den gracias por aquellos que son ejemplares en la iglesia y por aquellos que necesitan cambiar.

  • Para que el Señor nos de a todos hambre por el estudio de su palabra t y que todos aprendamos como aplicar la palabra en nuestras vidas.

  • Que Dios nos de fortaleza para perseverar en la fe.

  • Que Dios traiga arrepentimiento a los que están considerando abandonar la fe.

  • Que Dios produzca gozo y gratitud en la iglesia, que no haya un espíritu critico que cause frialdad y división entre nosotros.

Sin duda esta lista es corta y podrias buscar en la escritura las oraciones inspiradas de nuestros padres en el Antiguo testamento. Podrías considerarar las oraciones de Jesus por él y la iglesia. La cosa es que todos estamos llamados a orar y a no dejar de hacerlo. La oración es necesaria y vital para la iglesia.

Wayne A. Mack dijo: “La necesidad mas grande de nuestras iglesias hoy no es de teólogos más profundos, ni de predicadores poderoso, ni de recursos, aunque todo esto es necesario y útil. La mayor necesidad es que hayan personas que oren bíblicamente, incesantemente y poderosamente (Sant 5.16) Una iglesia puede no tener el próximo Spurgeon en su púlpito y puede carecer de muchos recursos para el ministerio, pero si su gente ora será efectiva. Satanás tiembla cuando incluso el santo más débil está de rodillas ante Dios... las batallas espirituales por el alma de los hombres, mujeres y niños, no se gana cuando el predicador llega al púlpito o el evangelista sale a las calles, se gana antes de que la predicación o el evangelismo siquiera comiencen, por las personas que vienen ante el trono de Dios en Oración. Es Dios quien hace la obra de convencer, regenerar, convertir, santificar, dar poder y proteger; y el hace más de esa obra cuando su pueblo ora. Eso no significa que Dios cambia su plan en respuesta a nuestras oraciones, pero Dios ha decretado llevar a cavo su plan por medio de nuestras oraciones. Podemos pues tener confianza de que Dios bendecirá nuestra iglesia cuando somos fieles orando por ella, pero también debemos reconocer que nosotros seremos los responsables de la división o desviación de nuestra iglesia cuando no oramos.”.

Cuantos de nosotros nos sentimos con falta de confianza en nuestra vida de oración, muy pocos dirían que no necesitan mejorar en esta área, sentimos el mismo deseo de los discípulos de ser instruidos en la oración. Nos debe animar el hecho de que hoy tememos mucha mas instrucción en esta área de al que ellos recibieron este día. Todo el Antiguo testamento y el nuevo testamento esta repleto de oraciones inspiradas que nos ilustra como orar de manera agradable a Dios.

16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

VISÍTANOS:

 

Domingo 9-12 AM

 

​​Av. Boyacá #99-14

Tel. 3112134704

Bogota D.C. - Colómbia

Síguenos 

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • SoundCloud Clean Grey

© Diseñado por Andrés Espinoza