"OCCIUS AB ORIGINE MUNDI"


La Expiación


Alguna vez nos hemos preguntado que es amar, que es el amor, definitivamente, aunque complejo, podríamos definirlo según nuestra experiencia y la infinidad de demostraciones que podemos notar en nuestra sociedad y lo que diferentes medios de comunicación enseñan sobre lo que es amar.


Estoy seguro que cada uno de nosotros encontraría una definición sea esta positiva, o negativa. Pero de la misma manera estoy seguro que fuera cual fuera nuestra definición, esta sería como un vaso de agua a medio llenar en pleno desierto del Sahara, nos encontraríamos totalmente insatisfechos.


A lo que quiero llegar con las palabras anteriormente expuestas es, que así como este vaso a medio llenar nos llevaría a una inminente muerte, así mismo no conocer el verdadero amor, aquella fuente de amor libre y soberano de Dios, y llevarlo escrito en nuestros corazones, estaríamos igualmente condenados a muerte, a una eterna muerte.

De esto trata la expiación, de lo que comprende el verdadero amor, lo incomprensible para la humanidad.

Es la expiación el punto más alto del amor libre y soberano de Dios, aquella obra ordenada desde la eternidad y consumada por Cristo en la cruz, pagando la deuda de nuestro pecado y ganando así nuestra salvación.

“Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5: 8

Su inmenso amor lo llevo a tomar una decisión Santa e indiscutible.

“…según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad…” Efesios 1: 4-5

Queriendo que no se malinterprete el término “decisión”, cito claramente al Dr Murray;

“El amor no es algo accidental; no es algo que Dios pueda decidir ser o no ser. ÉL es amor, y ello de manera necesaria, inherente y eterna”.

Es nuestro soberano Dios la más clara imagen del verdadero amor.

“La expiación no gana ni obliga al amor de Dios. El amor de Dios obliga a la expiación a llevar a cabo el determinado propósito de amor” Hugh Martin (Edimburgo, 1887)

Es nuestro deber como hijos de Dios no solo conocer y entender el verdadero amor, sino aplicarlo en nuestra vida, lo cual será prueba mayor de que fuiste elegido sobre este amor para gozar de el por la eternidad.

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” Juan 13: 34-35

Nota:·        

Todas las citas acá encontradas fueron extraídas del libro “El Plan de Salvación” de John Murray, Editorial Libros Desafío.

63 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

VISÍTANOS:

 

Domingo 9-12 AM

 

​​Av. Boyacá #99-14

Tel. 3112134704

Bogota D.C. - Colómbia

Síguenos 

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • SoundCloud Clean Grey

© Diseñado por Andrés Espinoza